Francia restituye un cuadro de Gustav Klimt expoliado a una judía por los nazis

La ministra de Cultura francesa junto al cuadro 'Rosebushes under the Trees' de Gustav Klimt.
La ministra de Cultura francesa junto a 'Rosal bajo los árboles'.
ALAIN JOCARD / POOL / EFE

El Estado francés va a restituir un cuadro de Gustav Klimt, Rosal bajo los árboles, a los descendientes de una coleccionista judía de arte a quien le fue expoliada por los nazis, anunció este lunes la ministra francesa de Cultura, Roselyne Bachelot.

El lienzo, comprado por Francia en los años 1980 y expuesto actualmente en el Museo de Orsay, será devuelto tras la promulgación de un proyecto de ley que encuadre la cesión de obras que figuran en instituciones públicas, con el objetivo de "reconocer el sufrimiento y los crímenes" que padeció esta familia. "Hoy sabemos que se trata efectivamente de una obra que fue expoliada en Austria en agosto de 1938", dijo Bachelot en rueda de prensa.

La propietaria del cuadro era Nora Stiasny, coleccionista y sobrina de una figura eminente de la burguesía judía austrohúngara, Viktor Zuckerkandl, que fue deportada y asesinada en un campo de concentración junto a su madre en 1942. Las leyes nazis forzaron a la mujer a vender el cuadro, que había heredado de su tío, a un precio irrisorio.

Según Bachelot, cuando el Estado lo compró cuarenta años después nada permitía establecer la procedencia de la pintura, pero en los últimos años se ha demostrado que fue una obra expoliada.

Se trata de la única pintura de Klimt que se encuentra actualmente en manos de Francia, lo que subraya el simbolismo de esta decisión, enmarcada en la misión de estudio sobre la expoliación a los judíos de Francia, en la que el país colabora con la Comisión por la Indemnización de Víctimas del Expolio y la Fundación por la Memoria de la Shoah.

"Sacar este cuadro de las colecciones nacionales es una decisión difícil, pero es un honor en el cumplimiento de nuestra memoria ante la historia, que responde a nuestro compromiso hacia las víctimas de la barbarie nazi", dijo Bachelot.

Además, la ministra explicó que Cultura se interesará ahora en las obras que han entrado legalmente en las colecciones nacionales cuyo origen es cuestionable. En este sentido, recordó el trabajo que el Museo del Louvre presentó la semana pasada sobre los primeros resultados de las adquisiciones de esta institución en el período de 1933 a 1945, etapa que incluye la ocupación nazi en Francia (1940-1944).

Los expertos aseguran que durante los primeros años de la ocupación hubo un salto inédito en la venta de obras de arte, que eran subastadas en los sótanos de las casas de subastas e incluso ventas judiciales de objetos que habían sido requisados a la comunidad judía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento