Iglesias deja la política tras su paso por el Gobierno y su candidatura en Madrid: cronología de sus 7 años de trayectoria

Pablo Iglesias tras conocer los resultados de las elecciones autonómicas
Pablo Iglesias tras conocer los resultados de las elecciones autonómicas
Kiko Huesca / EFE
Pablo Iglesias tras conocer los resultados de las elecciones autonómicas.
EFE

Un año y dos meses como vicepresidente de Gobierno y menos de siete semanas de candidato. Esa ha sido la trayectoria de Pablo Iglesias desde que en enero de 2020 entrara en el Gobierno de Pedro Sánchez. Una carrera que este martes ha llegado a su fin al anunciar que se retira de la política activa tras su fracaso al frente de Unidas Podemos en las elecciones autonómicas de la Comunidad de Madrid.

La convocatoria de elecciones en Madrid provocó una reacción inesperada tanto en el seno del gobierno de coalición como en la formación morada. Pablo Iglesias, hasta entonces vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, decidió renunciar a mediados de marzo a su puesto en el Gobierno para acudir como candidato a la Comunidad de Madrid. 

Sin embargo, este martes se convirtió en otro de los protagonistas de la noche electoral pero por razones bien distintas a la victoria. Iglesias anunció que dejaba todos sus cargos y la política tras los pobres resultados conseguidos por su formación. Solo logró sumar tres escaños a Unidas Podemos en la Asamblea, hasta 10, unos números que no sirven para sumar un Ejecutivo de izquierdas en Madrid.

¿Acierta Iglesias dejando la política?

La actual ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, sucedió en la vicepresidencia a Iglesias, y éste ha vuelto a señalarla como futura líder de Podemos en las próximas elecciones generales. Así se cierran los siete años de protagonismo de Iglesias iniciados en noviembre de 2014, cuando fue nombrado secretario general y comenzó su carrera política. 

Unos inicios con dos claves: las apariciones en los medios y las elecciones europeas

La historia de Podemos como formación y la de Pablo Iglesias como político son inseparables. Todo comienza a finales de 2013 y principios de 2014, cuando tras el 15-M se funda el partido y se abren primarias. El primer objetivo que se plantea es el de concurrir a las elecciones europeas de mayo, donde se presentan sin que hubiese terminado el proceso de primarias y obtienen cinco escaños, convirtiéndose en el cuarto partido más votado de España. 

Para su campaña, que fue mínima en comparación con los grandes partidos, utilizaron como rostro visible a Pablo Iglesias, debido a que contaba con una sobrada experiencia por los platós de televisión. Al principio comenzó por tertulias con una mayoría clara de simpatizantes de derecha y extrema derecha con los que confrontaba continuamente, y después fue poco a poco acudiendo a debates y entrevistas en los medios generalistas como La Sexta o TVE.  

Tras el éxito cosechado en los comicios europeos, la militancia no dejo dudas y le eligió como secretario general el 15 de noviembre de 2014 con cerca de un 90% de los votos. Empezaba así la carrera política de Pablo Iglesias. Sin embargo, su escaño en el parlamento europeo le iba a durar apenas un año, porque en octubre de 2015 decidió renunciar a él para presentarse a las elecciones generales de diciembre de ese mismo año. 

Cuatro elecciones generales con una tendencia de más a menos

El impacto que tuvo Podemos en el panorama político fue colosal. Poco después que ellos se incorporó Ciudadanos al escenario y ambos amenazaban con romper el bipartidismo, aunque según las encuestas con Iglesias y su partido como vencedores de las elecciones. Eran los primeros comicios con el rey Felipe VI de jefe de estado y tanto PP como PSOE no sabían bien cómo enfrentar a estos nuevos adversarios políticos. 

En las elecciones de diciembre de 2015 Pablo Iglesias y su partido entraron en el Congreso con 69 escaños y se hacía realidad de esta forma el movimiento del 15-M. Sin embargo, tras una aritmética de partidos compleja, ninguno pudo formar gobierno y se repitieron las elecciones en junio de 2016. Para esta cita electoral Iglesias tenía un as debajo de la manga que creyó le iba a servir para gobernar, pero sin embargo no tuvo tanto impacto. 

Con el apodado como "pacto de los botellines", Iglesias y Alberto Garzón sellaban una unión en forma de coalición de ambos partidos que daba esperanzas a la unidad de la izquierda, pero que sin embargo solo se tradujo en un aumento de dos escaños respecto a las 2015, obteniendo 71 diputados y consolidándose como tercera fuerza política en España. 

Dos años después, la batalla interna por el poder desgastó mucho a la formación morada y a su líder Pablo Iglesias. En una pugna por la secretaria general con Iñigo Errejón, Iglesias salió victorioso pero su partido perdió simpatizantes. Más tarde vinieron los roces con Carolina Bescansa, otra de las fundadoras moradas y poco a poco la cúpula que comenzó con el proyecto se fue desdibujando sobre una única figura, la de Iglesias. 

En 2018 Podemos apoyó la moción de censura contra el gobierno de Mariano Rajoy tras los casos de corrupción del Partido Popular y, tras tratar de gobernar junto al PSOE y otras formaciones, se convocaron elecciones para abril de 2019. La figura de Iglesias ya acumulaba cierto desgaste y el movimiento de Podemos no tenía tanto tirón como al principio. Así, obtuvieron 42 escaños en los comicios y se les encomendó la tarea de formar gobierno con el PSOE, pero no alcanzaron ningún acuerdo y se convocaron nuevamente elecciones, esta vez para noviembre de 2019. 

En estos comicios generales, los últimos que se han celebrado hasta la fecha, Podemos bajo siete diputados y alcanzó 35 escaños. Esta vez sí, al poco tiempo de conocerse los resultados, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez firmaban un acuerdo para formar el primer gobierno de coalición de la historia de la democracia, donde Iglesias ocuparía la vicepresidencia segunda y el ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030. Juró su cargo en enero de 2020, hace apenas un año y dos meses.

El líder de Unidas Podemos y candidato a presidir la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, se ha despedido de su etapa como vicepresidente del Gobierno cumpliendo "orgulloso" con el compromiso de reconstruir el sistema de atención a la dependencia, revirtiendo los recortes del PP.

Una nueva etapa en la política regional y su primer paso a un lado

La tendencia que arrastraba Podemos desde los últimos años no era buena. Las continuas polémicas sobre su chalet de Galapagar y los muchos casos judiciales abiertos contra ellos -y posteriormente archivados en su amplia mayoría- han desgastado mucho su figura. No por ello dejó de caer como una bomba el sorpresivo anuncio a mediados de marzo de que renunciaba a su puesto como vicepresidente del Gobierno para encabezar la candidatura de su partido en las elecciones autonómicas de Madrid.

El primer tropiezo se produjo en las primeras horas de su desembarco, cuando ofreció a Más Madrid ir en listas conjuntas pero recibió a cambio una negativa rotunda. Su candidata, Mónica García, finalmente ha logrado dejar muy atrás a la formación morada e incluso dar el sorpasso al PSOE en la Asamblea.

La campaña estuvo marcada por el envío de amenazas a candidatos y figuras políticas. Iglesias recibió una carta con amenazas y cuatro balas, similar a la que recibieron también el ministro Grande-Marlaska y la directora general de la Guardia Civil.

Ello tuvo como efecto colateral que se celebraran solo dos debates en toda la campaña, después de que la candidata de Vox, Rocío Monasterio, se negara a condenar explícitamente esas amenazas. Ambos rompieron el debate en la SER en medio de insultos y reclamos.

Al final, los resultados de las urnas no han sido los esperados por Iglesias, que ha visto cómo su partido ha salvado los muebles, pero situado a la cola, por detrás de Vox. 

"No contribuyo a sumar", ha admitido el candidato en la noche electoral, y también reconoció que su presencia puede llegar a ser un lastre. "No quiero ser un tapón". Ahora falta conocer a donde dirigirá sus pasos quien ha sido una de las figuras más polémicas de la política española en los últimos años. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento