Iglesias deja el Gobierno para disputar la presidencia de Madrid a Ayuso y ofrece a Errejón una candidatura única

El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
20minutos
Pablo Iglesias e Isabel Díaz Ayuso.

El terremoto político desatado hace unos días en la Región de Murcia sigue teniendo réplicas a escala nacional, y la última ha sacudido el Gobierno central y todo el panorama político español. El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, anunció este lunes que abandonará el Ejecutivo de coalición y se presentará como candidato para disputar la Presidencia de la Comunidad de Madrid a la actual presidenta, Isabel Díaz Ayuso. Iglesias será vicepresidente hasta que comience la campaña, el 17 de abril.

El inesperado anuncio de Iglesias supone un formidable golpe de efecto que realinea todas las piezas del tablero político tanto a escala nacional como en la Comunidad de Madrid. El líder de Podemos ha propuesto al presidente Pedro Sánchez que la actual secretaria de Estado de Agenda 2030, Ione Belarra, lo suceda como ministra de Derechos Sociales. Pero, además, también ha planteado que la actual titular de Trabajo, Yolanda Díaz, asuma también la Vicepresidencia Segunda del Gobierno, así como la candidatura de Unidas Podemos para las próximas elecciones generales.

"En política hay que tener valentía: para dar las batallas que hay que dar y para ser capaz de comprender cuándo llega el momento de dar paso a nuevos liderazgos", expone Iglesias en un vídeo, en el que señala que este año de coalición "se han consolidado de forma evidente los liderazgos de compañeros y sobre todo de compañeras que tienen un inmenso futuro por delante". "Especialmente", apunta el todavía vicepresidente segundo, el de Díaz, que "puede ser la próxima presidenta del Gobierno de España".

Fuentes próximas a Iglesias aseguran que, dentro de Unidas Podemos, la elección de Díaz como potencial sucesora de Iglesias en el liderazgo de la formación morada cuenta con el apoyo de todos los pesos pesados del partido. La ministra de Trabajo es el perfil mejor valorado de entre todos los ministros de Unidas Podemos en el Gobierno, y su ascenso a vicepresidenta segunda le permite tener mando en plaza y aumentar su exposición mediática de cara a las próximas generales en un momento en el que los morados están estancados en las encuestas.

¿Crees que Iglesias acierta liderando a Podemos en Madrid?

El seísmo no solo afecta al PSOE, sino al otro gran actor de la izquierda madrileña: Más Madrid. El hasta ahora vicepresidente segundo del Gobierno no solo ha anunciado su candidatura a las elecciones del 4 de mayo, sino que pide a la formación liderada por su ex número dos, Íñigo Errejón, que se sume a una candidatura conjunta. Pese a que Más Madrid tiene 20 diputados por 7 de Unidas Podemos, y a pesar de que hasta ahora las encuestas le daban perspectivas mucho mejores que a los morados -que rondaban el 5% que marca la barrera para entrar en la Asamblea-, Iglesias asegura que quiere "liderar" el Gobierno madrileño, lo que implicaría ser el candidato de esa eventual lista única.

Iglesias plantea a Más Madrid una coalición

"Hay otro deber que nos impone la historia a todos los que somos madrileños y de izquierdas, y que estos días es un clamor en las conversaciones, en las redes, en los grupos de whatsapp: la unidad de la izquierda transformadora", plantea el dirigente. "El hecho de que esta derecha trumpista esté gobernando en la Comunidad de Madrid tiene mucho que ver con las rupturas que se produjeron hace unos años", y pese a que esas diferencias se mantienen, "eso ahora no importa", insiste Iglesias, que pide "humildad" y "altura de miras" para "ir todos unidos en una candidatura de izquierdas que sea capaz de ganar a Ayuso y gobernar".

Eso no implicaría una fusión orgánica, señala expresamente Iglesias: Más Madrid y Unidas Podemos seguirían siendo "organizaciones y espacios diferentes". "Soy consciente de que no va a ser fácil, de que hay muchas cicatrices, pero lo que nos estamos jugando la libertad, la democracia, la educación de nuestros hijos, es suficientemente importante como para que seamos capaces de intentar esa unidad que nos está pidiendo toda la gente de izquierdas", argumenta.

Iglesias justifica su paso al frente en la Comunidad de Madrid asegurando que la región "está en estos momentos ante un enorme riesgo, que lo es para Madrid pero también para toda España: que haya un Gobierno de ultraderecha con Ayuso y con Vox". "Hay que impedir que estos delincuentes, que estos criminales que reivindican la dictadura, que hacen apología del terrorismo de Estado, que promueven la violencia contra los migrantes, contra los homosexuales y contra las feministas [...] puedan tener todo el poder en Madrid, con todo lo que eso implica para el resto del país".

Una oferta aún sin respuesta

Por el momento, la candidata de Más Madrid a la Presidencia de la Comunidad, Mónica García, se ha limitado a dar la "bienvenida" a Iglesias a la política regional. "Le he escrito nada más enterarme de la noticia y hemos quedado en dialogar", sostuvo García, que no obstante no se pronunció sobre la posibilidad de una lista única. Más Madrid siempre ha defendido que la izquierda a la izquierda del PSOE vaya en listas diferentes porque el sistema electoral madrileño no perjudica la dispersión del voto.

García, sin embargo, se quejó de que Iglesias no haya hablado con Más Madrid antes de lanzar su propuesta, "que es lo que se hace cuando quieres hablar con otras fuerzas". "La proposición del señor Iglesias no nos la ha trasladado a nosotros, me hubiera gustado que hubiera sido realmente una propuesta sincera y honesta, que nos la hiciera realmente desde la política", lamentó la candidata, que señaló que "esta mañana estábamos preocupados por si Unidas Podemos pasaba del 5 % del voto" mientras Más Madrid ha sido "la oposición real de Ayuso" durante la pandemia. 

Parecen malos mimbres para comenzar una negociación para una lista conjunta, y de hecho fuentes de la formación que lidera Íñigo Errejón siguen considerando que Iglesias y García pueden apelar a electorados diferentes y que hay votantes del partido de Errejón no se sumarían necesariamente a una lista única liderada por el todavía vicepresidente. Estas fuentes sí creen que puede haber cierto trasvase de voto de Más Madrid a Unidas Podemos, pero insisten en que, una vez parece claro que Iglesias va a superar la barrera del 5%, se suma más por separado que juntos.

Por su parte, fuentes de Unidas Podemos descartan que la oferta a Más Madrid sea una "jugada" con segundas intenciones, aunque admiten que la formación de Errejón tiene razón al argumentar que la dispersión del voto no perjudica a la izquierda siempre que se supere el 5% de los votos. La gran ventaja de la candidatura de Iglesias, apuntan estas fuentes, es que ningún votante de izquierdas va a tener "excusa para quedarse en casa" y se va a "movilizar" a todo el progresismo para abandonar el pesimismo con el que la izquierda afrontaba hasta ahora los comicios.

Un calendario apretado

El mes que le queda a Iglesias como vicepresidente segundo del Gobierno promete ser movido. Para empezar, el plazo para registrar coaliciones de cara a las elecciones en la Comunidad de Madrid termina el próximo fin de semana, por lo que Unidas Podemos y Más Madrid apenas tienen unos días para negociar (o al menos esbozar) todos los elementos de una eventual alianza: listas, cuotas de cada partido, reparto de los recursos, funcionamiento posterior del grupo parlamentario, etc.

Antes de dejar sus responsabilidades, además, Iglesias quiere dejar cerrada la negociación de la ley de vivienda que precisamente pilota por la parte morada la que será su sucesora como ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra. Tras incumplir el compromiso inicial de presentar la norma en febrero por la negativa del PSOE a cumplir el pacto de regular los alquileres, el vicepresidente segundo exige que el texto quede cerrado en el mes de marzo.

El 17 de abril es el día que comienza la campaña, el momento en el que, según ha anunciado Iglesias, dimitirá como vicepresidente segundo para dedicarse de lleno a la candidatura a la Comunidad de Madrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento