Un año después, ¿qué tipo de teletrabajador eres?

Teletrabajo.
Un hombre, trabajando desde su casa.
DIPUTACIÓN DE HUELVA

Se cumple un año del inicio de la pesadilla del coronavirus (fue luego que habláramos ya de Covid-19). En el ámbito laboral, ya se ha dicho, el gran cambio ha sido la confirmación del teletrabajo. Estaba ya entre nosotros, pero de manera casi marginal. Ahora no; ahora millones de españoles trabajan desde su casa de manera parcial o total.

En España, un año después de que el Goberno decretara el estado de alarma, el 20% de la población ocupada teletrabaja (más de 3 millones de personas). Eso supone más del doble que en 2019. De modo que, repetimos también ésto, el teletrabajo ha venido para quedarse.

Son ya muchas las empresas que han decidido no deshacer la estructura de teletrabajo creada por culpa de la pandemia y algunas van más allá. Por ejemplo, Liberty, una compañía de seguros, es la primera empresa española que implanta el teletrabajo para siempre. Los empleados sólo podrán ir a la oficina un máximo de dos días por semana y sólo si lo necesitan.

Pero, ¿están los teletrabajadores españoles contentos de hacer su labor desde casa? Para resumir, podría decirse aquello de "teletrabajo sí, pero sólo un poco". Hace unos días un estudio de CBRE nos contaba que la inmensa mayoría prefiere ir a la oficina, al menos 3 días por semana.

En concreto, el 80% de los trabajadores quiere que la oficina sea su principal lugar de trabajo al menos tres días a la semana cuando acabe la actual crisis sanitaria. Llamativo: el 28% de los encuestados para este estudio quiere trabajar desde la oficina los 5 días de la semana y sólo un 14% quiere teletrabajar 4 o 5 días.

¿Qué tipo de teletrabajador eres?

Quieran o no, esos más de 3 millones de empleados españoles trabajan desde su casa de manera parcial o total. ¿Cómo lo llevan? Un estudio de Steelcase define hasta cinco perfiles distintos de teletrabajadores. ¿A cuál de ellos te pareces?

Cuidador con exceso de trabajo

El trabajo desde casa es un flujo de demandas que compiten entre sí. Echas de menos la oficina por la posibilidad de desconexión.

Trabajador “aliviado”

Más que alivio por evitar un contagio, sientes que en casa el ambiente es más favorable y te supone un “respiro” no compartir el espacio físico con los compañeros.

Creativo y conector frustrado

Frustrado por no poder tener “a mano” a tus contactos co-creadores habituales, tu disyuntiva es si esa necesidad justifica el exponerse a un contagio.

Buscador de “autonomía”

Alejado de las miradas de compañeros o superiores, encuentras en tu hogar un autoregulador de tu tiempo y organización.

'Zoomer' asilado

Pese al constante e intenso trabajo y la conexión digital, encuentras que tu mayor motivación para volver es el contacto social con tus compañeros, siempre y cuando la organización os ofrezca plenas garantías de seguridad.

¿Cómo y cuándo se compensa el teletrabajo?

Son las empresas que han apostado por el teletrabajo la parte más satisfecha. No cabe duda, lo dicen estudios y encuestas, de que al trabajar desde el hogar la productividad de los empleados ha crecido. Cuestión de responsabilidad.

Por eso es tan importante medir la compensación económica para los trabajadores. Pero después de que, hace 6 meses, un real decreto estableciera la obligación de compensar al personal por trabajar desde casa (y los gastos que eso implica), la cuantificación de esa partida sigue en el aire.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento