Países Bajos también paraliza la vacunación con AstraZeneca: "Debemos pecar de cautelosos"

Una enfermera administra la vacuna contra la COVID-19 a una mujer en Holanda.
Una enfermera administra una vacuna contra la covid-19 en Holanda.
Marco de Swart / EFE

El Gobierno de Países Bajos ha suspendido temporalmente -hasta el próximo 28 de marzo- el uso de la vacuna de la covid-19 de AstraZeneca mientras se estudia la relación de causalidad o casualidad de "un número limitado de informes de trombosis" registrados en personas que habían sido inmunizadas. "No debe haber ninguna duda sobre las vacunas. Creo que es muy importante que los informes (de efectos secundarios) se investiguen adecuadamente. Siempre debemos pecar de cautelosos", ha añadido el ministro de Salud, Hugo de Jonge.

Países Bajos se suma así a una batería de naciones europeas que también han suspendido la inmunización con AstraZeneca. Según la ONU, hasta el momento Austria, Dinamarca, Estonia, Lituania, Noruega, Islandia, Irlanda y Tailandia han detenido la inoculación con esta vacuna por precaución. Otros países han optado por bloquear solo el lote afectado, el ABV5300, como ha sido el caso de Italia, Rumanía y Luxemburgo. En total, 27 países han recibido dosis de dicho lote afectado, registrándose en total una treintena de casos que están en estudio.

La interrupción se debe a "un número limitado de informes de trombosis" recogidos por la Agencia Neerlandesa de Medicamentos (ANM) tras recibir documentación de Dinamarca y Noruega, donde también se ha suspendido la aplicación de esta vacuna. 

Asimismo, la ANM pidió a los neerlandeses que ya han recibido la vacuna de AstraZeneca que acudan al médico de inmediato si presentan síntomas inesperados, como manchas pequeñas de color azul en la piel. La suspensión de AstraZeneca no afectará a las vacunaciones con Pfizer y Moderna, las otras dos vacunas que se administran en Países Bajos y en la mayoría de miembros de la Unión Europea.

Esta paralización tendrá vigencia hasta el próximo 28 de marzo, mientras se espera una investigación de los posibles efectos secundarios de la vacuna, y afectará a casi 43.000 personas que esperaban la administración de este inmunizador en las próximas dos semanas, según recoge el periódico 'AD'.

"No debe haber ninguna duda sobre las vacunas. Creo que es muy importante que los informes (de efectos secundarios) se investiguen adecuadamente. Siempre debemos pecar de cautelosos, por lo que es aconsejable presionar el botón de pausa ahora como medida de precaución. Confío completamente en nuestros expertos para esto", ha añadido el ministro de Salud, Hugo de Jonge.

Darias asegura que el lote se inoculó en la población

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, aseguró el viernes que el lote de la vacuna de AstraZeneca retirada en nueve países de la Unión Europea fue distribuido en España -228.000 dosis en total- e inoculado a la población sin notificarse acontecimientos adversos hasta el momento.

Darias insistía ya el viernes en que "AstraZeneca es una vacuna segura. Así lo dice la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la Agencia Española de Medicamentos (AEMPS)", al tiempo que recalcó que ya hasta el jueves la EMA indicaba que "no había efecto causal entre la vacuna y los trombos".

Pese a la visión nacional del Gobierno, Andalucía y Asturias notificaron la paralización del suministro de vacunas correspondientes a dicho lote.

La posición de la OMS y la EMA

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado que "no hay razón para no usar" la vacuna de AstraZeneca contra la covid-19.

Desde la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), han señalado que se están revisando "todos los casos de eventos tromboembólicos y otras afecciones relacionadas con coágulos de sangre notificados" después de la vacunación con la vacuna contra la covid-19 de AstraZeneca

"Actualmente no hay indicios de que la vacunación haya causado estas afecciones, que no se enumeran como efectos secundarios con esta vacuna. La posición del PRAC es que los beneficios de la vacuna continúan superando sus riesgos y la vacuna puede continuar administrándose mientras se está investigando los casos de eventos tromboembólicos", concluye la EMA.

Por otro lado, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido (MHRA, por sus siglas en inglés) ha afirmado que la evidencia "no sugiere" que la vacuna contra la covid-19 desarrollada por AstraZeneca cause coágulos. El doctor Phil Bryan, jefe de seguridad de las vacunas en la MHRA, ha afirmado que las personas "deben seguir yendo a recibir su vacuna covid-19 cuando se les solicite". "Estamos revisando exhaustivamente los informes, pero dada la gran cantidad de dosis administradas y la frecuencia con la que los coágulos de sangre pueden ocurrir de forma natural, la evidencia disponible no sugiere que la vacuna sea la causa".

¿Qué dice la farmacéutica?

La farmacéutica británico-sueca AstraZeneca ha asegurado este domingo que "no hay pruebas" de que su vacuna contra el coronavirus provoque un incremento del riesgo de coágulos en sangre pese a la decisión de varios países de suspender su utilización como medida de precaución. 

La empresa asegura que ha realizado "una revisión minuciosa" de los datos disponibles sobre quienes han recibido la vacuna en Reino Unido y la UE. "Unos 17 millones de personas de la UE y Reino Unido han recibido ya nuestra vacuna y el número de casos de coágulos de los que se ha informado entre este grupo es inferior a la media que se puede esperar en la población en general", ha explicado la farmacéutica a través de un comunicado firmado por su jefa médica, Ann Taylor.

"La naturaleza de la pandemia ha incrementado la atención sobre casos individuales. Estamos yendo más allá de las prácticas habituales de seguridad de seguimiento de medicamentos autorizados sobre casos de incidentes vacunales para garantizar la seguridad pública", ha añadido Taylor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento