Gisele Bündchen
Tom Brady y la modelo Gisele Bündchen. 20MINUTOS.ES
La boda de cuento entre la modelo Gisele Bündchen y su ya marido Tom Brady, pudo convertirse en pesadilla

Dos fotógrafos que cubrían la noticia han denunciado que uno de los guardaespaldas de la brasileña disparó contra su coche. La ceremonia, la segunda que ha celebrado la pareja, tuvo lugar en la Playa Santa Teresa, provincia de Puntarenas, en Costa Rica.

"A la altura de la cabeza"

Los paparazzi son Yuri Cortéz, de la agencia francesa AFP, y Rolando Avilés, del diario local Al Día. Este último ha declarado que intentaron quitarles el material fotográfico a pesar de que nunca entraron en la propiedad privada de la pareja.

Cortéz declaró que "por muy poco" no le alcanzó la bala

Avilés ha explicado que tras una breve charla con los guardaespaldas y tras arrancar su vehículo, vieron cómo uno de ello sacaba un arma y disparaba al cristal trasero, alcanzando el impacto en el parabrisas. La bala, asegura, iba "a la altura de la cabeza".

Ambos fotógrafos denunciaron los hechos ante el organismo de investigación judicial (OIJ) que realizará inspección en la zona. Avilés declaró que "fue un gran susto"; por su parte, Cortéz declaró que "por muy poco" no le alcanzó la bala.

Acudieron 50 invitados


Giselle Bündchen se casó con el jugador de fútbol americano Tom Brady y llevó, según la prensa local, un vestido azul. La ceremonia se realizó en una mansión que la modelo posee en una colina del lugar con vistas al mar. Acudieron 50 invitados.

La residencia fue adornada con flores blancas y una abogada fue la encargada de casar a la pareja, que el pasado 26 de febrero había contraído nupcias en una iglesia católica de Santa Mónica, Estados Unidos.