Tarjetas de crédito
Tarjetas de crédito Visa. Agencias
Los pagos efectuados con tarjetas de crédito o débito han bajado por primera vez en España desde su nacimiento en nuestro país en 1954. Los pagos se contrajeron en el último trimestre de 2008 y los primeros dos meses de 2009, coincidiendo con la contracción del consumo de los españoles, según constata el
balance del Banco de España.

Los españoles utilizan igual que siempre sus tarjetas de crédito, pero gastan menos

Los españoles utilizan igual que siempre sus tarjetas de crédito, pero el importe de las compras se ha moderado notablemente. Además, la retirada de dinero de los cajeros automáticos se ha estancado. En el cuarto trimestre de 2008 se produjo una bajada del 2,99 % en los importes de compra, frente al crecimiento del 6,6 % del trimestre anterior, aunque el número de operaciones avanza un 2,54 %.

En 2008, los importes retirados de los cajeros automáticos subieron un 2,30 %, frente al avance del 5,52% de 2007, aunque el aumento del último trimestre quedó en un 0,28 %. Por su parte, el importe de las compras en establecimientos comerciales en el cuarto trimestre de 2008 descendió un 2,99 %.

Por otro lado, durante el pasado año la emisión de tarjetas de crédito aumentó tan sólo un 3,05 % frente al fuerte crecimiento registrado en 2004, cuando se llegó a alcanzar el 21,40 %. Las tarjetas de débito subieron un escaso 0,34% , si lo comparamos con el 33,10 % registrado en 2003.

Más comisiones

Pese al retroceso, las entidades han elevado un 3,6% en lo que va de año las comisiones que cobran a sus clientes por las tarjetas de débito, hasta situar su importe en 15,71 euros anuales, y un 1,6% lo que cobran por las crédito, hasta los 31,75 euros al año. El importe que pagan de media por el mantenimiento es el más elevado desde 2005.

Las entidades mantuvieron estables las comisiones durante el pasado mes de febrero, tras elevarlas en enero, pero la necesidad de ingresos les ha llevado a elevar de nuevo esta cuantía. Estas comisiones son las que de media cobran las entidades a sus clientes al año, sin embargo, varían en función de la entidad que se considere. Muchas de ellas, incluso, eximen a sus clientes de este pago si domicilian su nómina, recibos o contratan planes de pensiones.