Carmelo Gómez
Carmelo Gómez. 20MINUTOS.ES

Entre teatro y rodajes, Carmelo Gómez promociona La casa de mi padre, estrenada el pasado viernes. En ella interpreta a un empresario amenazado por ETA que, tras muchos años en el exilio, regresa a su pueblo.

¿Qué aporta la película?

Coincide con un cambio político y un momento en el que se quiere hablar sin miedo.

¿Qué supone el terrorismo?

Está destrozando al País Vasco, atenazado por la muerte y el odio. Ambos desaparecerán cuando lo haga ETA.

El terrorismo está destrozando el País Vasco"

En Días contados fue un terrorista. ¿Llegó a entenderle?

Tuve que intentarlo, pero no pude compartir sus razones. Si lo hiciese, sería un monstruo: matar es injustificable.

La cinta reflexiona sobre cómo capta ETA a los jóvenes.

Através del odio. Muchos tienen a sus hermanos, amigos o padres en la cárcel o muertos, y el odio es hereditario.

UNA CRISIS DE MORAL

Pero ahora, de lo que se habla, es de la crisis económica.

Han decidido que estamos en crisis los ministros, banqueros y grandes lobbies que antes no animaba a consumir.

¿Inyectar más dinero es la solución?

No. La gran mentira que ha saltado no es económica, sino de valores: consumir es progresar, ganar más es más calidad de vida... Ese egoísmo y esa cobardía saltarán por los aires.Tardará, pero llegará.

¿Qué piensa de Obama?

Me da mucha esperanza.Vivimos una situación teatral: tras tocar fondo, dirigidos por un anormal como Bush, podemos tomar el camino opuesto. Pero la solución no está en Obama, sino en nosotros mismos.

¿Es tan madura la sociedad como para cambiar?

No. Creemos que, por vivir en democracia, todo lo solucionarán los demás. Somos cómodos, vagos y, sobre todo, cobardes. Son pocos los dispuestos a renunciar al placer.

Creemos que,
por vivir en democracia, todo
lo solucionarán
los demás"

¿Cómo quitarse la cobardía?

Alzando la vista y mirando alrededor. La gente se queja, rabiosa, pero no participa en nada. Esa parálisis nos viene desde que somos ricos.

¿No son los actores como usted los más ricos?

Los actores 'galácticos' sólo están en Hollywood: los españoles somos, en lo que llamamos primer mundo, los más cercanos a la calle.

Los critican por lo contrario...

Te critican por cualquier cosa. Me enorgullece escuchar a Bardem, al recoger el Oscar, acordarse de su tierra. Aunque aquí le hayan criticado, vilipendiado, querido dar por el culo. Eso demuestra que está por encima de vanidades, envidias y odios.

¿No se los odia por su No a la guerra de hace un lustro?

Nos convertimos en punta de lanza de un pensamiento que compartía la práctica totalidad de la población, pero algunos lo aprovecharon para demonizarnos. Algunos actores siguen marcados y ahora no se atreven a manifestarse. Nadie les pidió perdón.

¿No se equivocaron al posicionarse políticamente?

Lo raro es que casi todos los actores se proclamen de izquierdas. ¿Y los otros? ¿Por qué no hablan? El mundo de la cultura se identifica con la izquierda; el de los negocios, con la derecha. Si nos mezcláramos, la cosa mejoraría.

La cultura se identifica con la izquierda; los negocios, con la derecha. Si nos mezcláramos, la cosa mejoraría"

¿Quién puede arreglar todo lo malo que cuenta?

La juventud, aunque hay un grave problema de pasotismo e indiferencia hacia los problemas ajenos. Algunos no han sido bien educados, porque sus padres les cambiaron la percepción ética de la vida por el consumismo. Lo tienen difícil, porque parten con valores que no les fueron transmitidos, y una mayoría no se enterará de nada. Pero habrá una minoría, preparada y activa, que propicie los cambios.

EL CINE Y LA ACTUACIÓN

¿Qué es para usted ser actor?

Mi vida, que sólo concibo a través de este oficio. Se ha convertido en mi forma de ser, de estar y de pensar.

Algo tendrá de malo...

Que no durará mucho. La crisis es producto de una degradación tan grande que puede terminar en un apagón cultural total. La cultura es una especie a extinguir.

¿Qué le pasa a nuestro cine?

La base es saber qué queremos hacer con él. Si es un patrimonio cultural, las instituciones deben defenderlo. Si es mero entretenimiento, dejémoslo en el mercado contra Hollywood y que pase lo que tenga que pasar. Lo que es un cachondeo es la falta de definición, porque la cultura, como otros sectores, necesita soluciones. Pero ahora sólo interesa solucionarles la papeleta a los bancos.

La cultura necesita soluciones, pero sólo interesa solucionarles la papeleta a los bancos"

¿Por qué ha triunfado usted?

Por ilusión y perseverancia, además de una voz y un físico que llamaron la atención. Eso es lo mejor que le puede pasar a un actor, que se pregunten: "¿Y ése quién es?".


Agarrado a una botella

No, el actor no se ha entregado al alcoholismo ante la avalancha de entrevistas que sufre ni para superar una complicada reforma doméstica. Carmelo Gómez se emborracha sobre los escenarios en la obra Días de vino y rosas, que representa hasta el 12 de abril junto con Silvia Abascal en el madrileño Teatro Lara.

Escrita por J. P. Miller, adaptada por David Serrano y dirigida por Tamzin Townsend, la obra retrata el infierno en el que se adentra una pareja de alcohólicos. Tras el verano, habrá gira.


BIO. Carmelo Gómez nació en Sahagún, León, en 1962. Vacas, en 1992, le convirtió en popular. Ha ganado dos premios Goya, gracias a Días contados y El método.