Estos pequeños robots de ADN en el cuerpo pueden cicatrizar heridas y desobstruir arterias

Se estima que para 2025 la nanotecnología alcance los 288 mil millones de euros.
Se estima que para 2025 la nanotecnología alcance los 288 mil millones de euros.
Geek

¿Y si te dijera que unos robots, imperceptibles para el ojo humano, podrían prevenir enfermedades o mejorar los diagnósticos? No, no estoy hablando de ciencia ficción ni de un futuro muy lejano, estoy hablando del aquí y del ahora.

Durante años, los laboratorios de nanotecnología han estado investigando la posibilidad de introducir nanorobots de ADN en el cuerpo con el fin de curar heridas y limpiar arterias, además de para terapias o prevención de enfermedades.

Estos nanorobots no están hechos de circuitos eléctricos ni de motores, se fabrican a base de ADN. Pero al contrario que el ADN, estos nanorobots no transportan información genética, sino que actúan como bloques construyendo una estructura.

Los científicos emplean los nanorobots para simples tareas, como colocar componentes eléctricos microscópicos o trasladar medicamentos a las células cancerígenas. Sin embargo, hasta la actualidad, los investigadores únicamente podían diseñar nanorobots muy pequeños, lo que condicionaba bastante su utilidad.

No obstante, la Universidad australiana UNSW, con la ayuda de científicos británicos, han presentado un método desde el que estas moléculas pueden unirse con otras y formar estructuras más grandes. Una vez realizada su función, las moléculas podrían separarse, facilitando así su eliminación del organismo.

¿Para qué sirve este descubrimiento?

Según el Dr. Jonathan Berengut, uno de sus descubridores, esta unión podría compararse con la armadura de Ironman cuando se juntan todas sus piezas. Además, Berengut asegura que este descubrimiento marca un antes y un después en la arquitectura de los robots de ADN y permitirá crear estructuras suficientemente grandes para curar heridas o desobstruir arterias.

Las posibles aplicaciones de este descubrimiento de la nanotecnología son innumerables. Algunas podrían ser la ingeniería de tejidos, la instalación de biosensores que prevengan enfermedades, o aparatos de diagnóstico microscópicos que ayudarían a los médicos a evaluar distintos casos.

¿Cuál es el futuro de la nanotecnología en medicina?

Varias compañías privadas ya venden productos de nanoterapia y se estima que para 2025 este mercado de la medicina alcance los 288 mil millones de euros.

Pero no todo son ventajas para este campo de investigación. En la actualidad, es muy difícil producir tratamientos de nanoterapia a gran escala por su elevado coste. Asimismo, los controles de calidad y seguridad de las administraciones estatales tampoco son favorables.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento