¿Cuál es la herencia de Lady Di de la que hablaron el príncipe Harry y Meghan Markle con Oprah?

Captura de pantalla de la foto de Lady Di y el príncipe Harry.
Captura de pantalla de la foto de Lady Di y el príncipe Harry.
CBS

La entrevista que concedieron los duques de Sussex a Oprah Winfrey sigue trayendo de cabeza a todos los implicados, a todos los medios y a todos los aficionados a los tejemanejes de la corona. El último ha sido Jaime Peñafiel, quien, para sorpresa de nadie, ha atacado a Meghan Markle. Pero hay un dato que pareció quedarse enterrado por la enorme cantidad de información que airearon tanto la exactriz como el príncipe Harry y es cuando este último dijo: "Tengo lo que me dejó mi madre y sin ese dinero no hubiéramos podido hacer esto".

De sobra es sabido que en fue en la primavera de 2020, unos dos meses y medio después de que se anunciara el Sussexit y coincidiendo con la salida oficial del matrimonio de la Casa Real británica, cuando dejaron de recibir el apoyo financiero de Buckingham Palace.

Sin embargo, tal y como apuntan desde Vanitatis, desde aquel momento Meghan y Harry no solo han llevado una vida holgada vista su clase social privilegiada, sino que han tenido multitud de gastos que suman una cuantía que muchas familias jamás verán en toda su vida.

Estamos hablando de casi 20 millones de dólares, unos 16,8 millones de euros, que se les han ido en reformar Frogmore Cottage (algo a lo que se comprometieron con Isabel II), lo que les ha salido por casi 3 millones de euros; su nueva casa en Santa Bárbara, Los Angeles, que les costó cerca de 12 millones de euros; y a todo ello hay que sumar lo que han gastado en seguridad, que contratan a través de una muy reconocida (y por lo tanto no muy barata) empresa privada. A ello hay que sumar el día a día, pero eso es simplemente imposible de calcular.

Bien, dicho esto hay que saber que la cuenta corriente del matrimonio no ha corrido excesivo peligro. Se calcula que tienen unos 35 millones de euros, algo que proviene en su mayor parte de Harry, aunque es probable que Meghan aportase una cifra cercana a los 4 millones y medio debido a su trabajo en televisión.

El resto, la parte del nieto de Isabel II, proviene de tres fuentes: la primera es la asignación anual que ha ido cobrando Harry desde que se convirtió en miembro activo de la familia real y que le ha dado, cien por cien, para ahorrar lo que haya querido; la segunda es la herencia que dejó su bisabuela, la reina Madre, al fallecer, y que ascendería a unos 16,5 millones de euros a repartir con su hermano, el príncipe Guillermo, aunque es probable que este hubiese dejado la mayor parte a Harry dado que él recibirá en su momento los beneficios económicos de ser rey; y la tercera parte, la que nos ocupa: la herencia de Diana de Gales.

Lady Di dejó, según se ha ido publicando, unos 12 millones de euros (10 millones de libras) en un fideicomiso hasta que sus hijos cumpliesen los 30 años de edad, por lo que el príncipe pudo haber accedido a él hace 6 años. Todo ello sumaría los 35 millones de euros de los que hablábamos, si bien es cierto que Meghan y Harry lo han considerado insuficientes y de ahí sus contratos millonarios con Netflix y Spotify.

Una nueva imagen

Hay que añadir, además, que un día después de la retransmisión de la CBS de la entrevista, Misan Harriman, el fotógrafo que les hizo la famosa fotografía con la que anunciaron el nuevo embarazo de Meghan, compartió otra instantánea de la sesión que hizo en el jardín de la mansión de Montecito, California (aunque él estuviera a casi 9.000 kilómetros de distancia).

En ella aparece Meghan usando otro vestido completamente distinto (ya no es blanco, sino floral) mientras Harry la abraza por la espalda y ella sostiene al pequeño Archie en brazos. Nuevamente en blanco y negro, el fotógrafo escribió en el pie de foto: "¡Qué maravillosa noticia para celebrar el Día Internacional de la Mujer! Felicidades a mis amigas y bienvenidas al club de las niñas de papá".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento