Madonna y Lourdes
Madonna y su hija Lourdes, en una foto tomada el pasado noviembre (KORPA). KORPA
Madonna no lo va a tener fácil para adoptar otro hijo en Malawi.

A pesar del reciente apoyo del Gobierno del país, un tribunal ha dictaminado hoy
que no podrá llevarse a casa a Mercy James, una pequeña de tres años en la que la cantante había puesto todas sus ilusiones. La causa argumentada por el juez, según Reuters, sería que la artista no tiene estatus de residente en Malawi.

Varios grupos de derechos humanos habían acusado a las autoridades de darle un trato especial a la estrella del pop cuando realizó el proceso de adopción, en el año 2006, de su hijo David Wanda. La cantante tiene además dos hijos biológicos: Lourdes, fruto de una relación con su ex preparador físico Carlos León, y Rocco, de su matrimonio con Ritchie.

Madonna aún no ha dejado dejado claro si apelará la decisión del juez.