Sara Carbonero habla con Toñi Moreno sobre los inconvenientes del postparto: "No fuimos tan valientes de contarlo"

Sara Carbonero, en 2018.
Sara Carbonero, en 2018.
GJB / GTRES

Sara Carbonero ha entrevistado este martes a Toñi Moreno en el espacio que presenta en Radio Marca, Que siga el baile, donde ambas han hablado sobre la etapa que atraviesan en el plano profesional y personal. Para la periodista, la andaluza es "un ejemplo de mujer" y una persona por la que siente "admiración".

Uno de los motivos por los que Carbonero ha querido citarse con su compañera de profesión es por ser "una mujer todoterreno", pues siempre se mantiene activa en televisión mientras cuida de su hija Lola, que nació a comienzos del pasado año. De hecho, el confinamiento no fue nada fácil para la comunicadora, que tuvo que acudir a terapia por el cambio tan drástico que había dado su vida.

"Lo he pasado muy mal en el postparto y me lo estoy currando muchísimo por necesidad. Tenía el suelo pélvico fatal y mi hija no tiene una madre joven y tengo que cuidarme. Bueno ahora he sido consciente del marrón en el que me he metido", ha expresado Moreno al respecto.

"No me arrepiento. Mi hija ha dado un significado diferente a mi vida pero esto es muy duro y no lo cuentan", ha reconocido, compartiendo una broma sobre la entrevistadora Carbonero: "Siempre decía: 'Yo quiero el embarazo de Sara Carbonero y de Isabel Jiménez que iban con la aceitunilla".

Sin embargo, la esposa de Iker Casillas, con quien tiene dos hijos en común, Martín y Lucas, le ha corregido: los primeros meses de maternidad no fueron tan sencillos, pero, al contrario que Moreno, no quiso hablar de ello: "Días de esos los tuvimos todas lo que pasa es que igual no fuimos tan valientes de contarlo".

"Isabel también es que es de otro planeta. Yo hice un mix, nunca lo hemos hablado. Pecho y biberón porque se quedaban con hambre", ha contado Carbonero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento