La OCDE mejora la previsión para España en 2021 y 2022 pero la recuperación dependerá de la vacuna y los fondos UE

Previsiones de la OCDE.
Previsiones de la OCDE.
Henar de Pedro

La economía española parece que toma aire cuando la tercera ola del coronavirus empieza a remitir. Y es que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha incrementado en siete décimas su previsión del crecimiento del producto interior bruto (PIB) de España para 2021, hasta situarse en el 5,7%, según se desprende de la actualización de marzo de su informe 'Perspectiva Económica', publicada este martes. Eso sí, la mejora queda pendiente, en un escenario de incertidumbre, tanto del ritmo de vacunación contra la Covid-19 como del uso de los fondos de recuperación de la UE.

El organismo presidido por Ángel Gurría también ha elevado en ocho décimas sus pronósticos para la economía española en 2022, de forma que ahora esperan que crezca un 4,8%. España, en cambio, queda lejos de la mejora proyectada para el G-20 (1,5 puntos porcentuales más, hasta el 6,2%) y para el mundo en su conjunto (1,4 puntos más, hasta el 5,6%).

Los crecimientos para este año y el que viene llegan después de que durante 2020 España registrará una caída del PIB del 11%. Esta cifra es mayor que todas las economías del G20. Por detrás se situaron Argentina, con una caída del 10,5%, y Reino Unido, con el 9,9%.

Entre las más elevadas de la UE

La mejora en las perspectivas de España es la más elevada en comparación con los países de su entorno y además se coloca por encima de la media de la eurozona. Para el conjunto de la zona euro, la OCDE ha situado en el 3,9% el crecimiento para 2021, tres décimas más que su previsión anterior, mientras que la estimación para 2022 se ha situado en el 3,8%, cinco décimas más.

En ese contexto, la OCDE pide a los países "coordinar y acelerar la vacunación de adultos en todo el mundo" y al mismo tiempo "garantizar que los países pobres reciban su parte justa de dosis y mejorar la financiación de la iniciativa COVAX". Además, mientras la pandemia sigue vigente, consideran fundamental "garantizar la eficacia de los programas de prueba, seguimiento y localización".

Los estragos de la crisis, en todo caso, seguirán ahí. Por eso, la OCDE incluye en el informe la necesidad de "proteger los ingresos de las personas más afectadas por la crisis y ayudar a las personas poco cualificadas y vulnerables, mejorar los planes de formación y el acceso al mercado laboral. El paro juvenil también es otra de las preocupaciones. "Los jóvenes necesitan un apoyo especial ahora y ayudarles a prepararse para un mundo laboral cambiante", sentencian.

Otra de las claves estará en el uso de los fondos de la UE, en el caso de los países europeos. El organismo llama a acelerar la aplicación de nuevos planes de gasto, como el Fondo de Recuperación de la UE, para impulsar el crecimiento y el empleo. Asimismo, insta a ayudar a las empresas a adaptarse a un futuro digital. "Privilegiar las subvenciones y las ayudas de tipo patrimonial sobre la deuda para dar a las pequeñas y medianas empresas viables el espacio necesario para desarrollarse", añaden. Por otro lado, ven importante "invertir en infraestructuras más limpias y en tecnología digital para fomentar la transición hacia una economía más resistente y sostenible".

Por países, la OCDE ha empeorado las previsiones de Italia y Francia para 2021 en dos y una décima, respectivamente. De esta forma, el crecimiento del PIB italiano será del 4,1%, mientras que el del francés alcanzará el 5,9%. En el caso de Alemania, la OCDE espera un alza del PIB del 3%, dos décimas más.

Con respecto a los datos para 2022, la previsión es que Italia crezca un 4% (ocho décimas más que la estimación anterior), que Francia lo haga un 3,8% (cinco décimas más) y que Alemania se eleve un 3,7% (cuatro décimas más). Para el conjunto de la eurozona, la OCDE ha estimado un incremento del PIB del 3,8% durante el año que viene, cinco décimas más.

Mejora por las vacunas

A nivel global, el organismo con sede en París ha explicado que las perspectivas económicas han mejorado "marcadamente" en los últimos meses debido al despliegue gradual de las diferentes vacunas contra el Covid-19, así como el anuncio de apoyo fiscal adicional en algunos países y a las "señales" de que las economías se están adoptando mejor a las medidas para contener al virus.

De forma generalizada, la OCDE ha instado a los gobiernos de todos los países a seguir empleando la política fiscal para prestar apoyo a los trabajadores, empresas y sectores más afectados por la pandemia. Además, ha recordado que tras esta crisis hará falta realizar "reformas estructurales" para mejorar la resiliencia de la economía o facilitar la reasignación de recursos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento