Cuánto tiempo debería durar una sesión de fitness para obtener resultados y adelgazar a largo plazo

Un entrenador personal puede ayudar a corregir técnicas erróneas o nocivas.
La duración de una sesión dependerá de diversos factores.
Wikicommons

Practicar una actividad física de forma regular contribuye a mejorar el sistema cardiorrespiratorio, a fortalecer los músculos, a regular la salud ósea y funcional y, en definitiva, a reducir el riesgo de sufrir enfermedades no transmisibles como la diabetes, la obesidad o la hipertensión. 

Según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se recomienda la práctica de una actividad física aeróbica de intensidad moderada de 150 minutos durante cinco días a la semana para personas adultas, esto es, de al menos 30 minutos diarios. Si se quieren lograr mayores beneficios, este tiempo de entrenamiento puede aumentar hasta los 300 minutos o una hora diaria.

Una de las claves es la regularidad y la técnica

Sin embargo, es complicado determinar la duración óptima de una sesión de entrenamiento porque variará de una persona a otra dependiendo de diversos factores como el objetivo que se desea conseguir, el nivel de práctica, el tiempo disponible, el número de series realizadas y el tiempo de descanso entre cada serie, según explican en Domyos.

Así, el primer factor a tener en cuenta es el estado físico general, sobre todo si eres principiante. Por otro lado, la duración dependerá de la intensidad de los ejercicios, ya que no es lo mismo caminar que el método tábata o un entrenamiento HIIT, por ejemplo. 

Por ello, "la eficacia de la sesión de fitness no depende del tiempo que le dediques, sino más bien de la regularidad, de la técnica y de la motivación con las que realices el entrenamiento", añaden.

¿Cómo puede ser una sesión fitness?

Muchos expertos y expertas sostienen que la duración mínima de un entrenamiento para comenzar a ver resultados tiene que ser de, al menos, tres meses. En el caso de una sesión de fitness, primero se debe comenzar con una rutina de calentamiento de 10 minutos para ir aumentando de forma progresiva el ritmo cardíaco. 

Después, si se trata de una sesión de cardio cuyo objetivo es la pérdida de peso y la quema de calorías la duración estimada es de 40 minutos, a repetir de dos a tres veces por semana. Algunas actividades físicas recomendadas son el running o la bicicleta. Una vez que se convierta en una rutina se puede ir aumentando la duración y la frecuencia de la sesión. 

La recuperación tras una rutina fitness es esencial porque "tus músculos necesitan tiempo para realizar un trabajo de reconstrucción". Por ello, debes adaptar este tiempo "a la intensidad del esfuerzo que has realizado durante la sesión", explican.

Recomendaciones previas al entrenamiento

Como existen varios factores que tienen un impacto en el posterior resultado de las sesiones, desde Runtastic ofrecen una serie de sugerencias para lograr los objetivos marcados. Así, la primera recomendación es comenzar a entrenar poco a poco, porque al entrenar demasiado y forzar los límites "tu rendimiento bajará y esto afectará a tu motivación". En este sentido, añaden, el sistema circulatorio requiere de tiempo para "adaptarse a los cambios en tu entrenamiento. Esto puede llevar días o semanas, dependiendo de la intensidad". 

Por otra parte, lo más importante es "planear objetivos a medio plazo" para que no descienda la motivación y se mantenga el nivel de fitness. De tal manera que el tipo de entrenamiento y los ejercicios dependerán del objetivo, que puede ser perder peso, ganar músculo o aumentar la resistencia. Asimismo, antes de comenzar hay que tener claro "cuánto tiempo y energía quieres dedicar", por lo que hay que hacer "un plan realista". Conviene empezar despacio y "darle tiempo al cuerpo para adaptarse a la carga de un entrenamiento nuevo", concluyen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento