Acuerdo del G-20 para reformar el sistema financiero e inyectar un billón de dólares

  • Proponen un control más estrecho de los sistemas bancarios.
  • Incluyen sanciones contra los paraísos fiscales.
  • El eje franco-alemán se impone a Reino Unido-EE UU.

Los líderes del G-20 ha llegado a un acuerdo en la cumbre de Londrespara intentar superar la crisis económica, que incluye una reforma del sistema financiero y un fondo de un billón de dólares (743.000 millones de euros) para los organismos multilaterales (Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial, entre ellos), según anunció el primer ministro británico, Gordon Brown.

Esta multimillonaria partida será financiada, según explicó Brown, por la UE, con 100.000 millones de dólares; Japón, con otros 100.000; China, con 40.000 millones, además de otros países que no citó.

España aportará a este fondo 4.000 millones de euros, según ha anunciado el presidente de Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

La inyección de 1 billón de dólares, dirigida a "restablecer el crédito, el crecimiento y los puestos de trabajo en la economía mundial" se distribuirá de la siguiente manera:

  • El Fondo Monetario Internacional recibirá un total de 750.000 millones de dólares, 500.000 millones más de los ya comprometidos para ese organismo.
  • Los bancos multilaterales de desarrollo  (Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo) dispondrán de 100.000 millones de dólares.
  • Las iniciativas orientadas a relanzar el comercio mundial y las exportaciones contarán con 250.000 millones de dólares (casi 186.000 millones de euros). 
Una 'agencia supervisora' y el rechazo al proteccionismo

El comunicado final emitido tras la cumbre reconoce que "los fallos esenciales en el sector financiero y en la regulación financiera fueron las causas fundamentales de la crisis". Por ello los líderes del G-20 han acordado la
creación de un Consejo de Estabilidad Financiera, una especie de agencia supervisora a nivel internacional que se encargará de
advertir de los riesgos existentes y de tomar las acciones necesarias.

Asimismo
se ampliará la regulación y supervisión a todas las instituciones financieras, instrumentos y mercados importantes, lo que incluirá por vez primera a los fondos de alto riesgo, y se establecerá un sistema internacional contable más claro.

Con el objetivo de
relanzar el comercio, los países reiteraron su compromiso de no elevar nuevas barreras y
no imponer nuevas restricciones a la exportación. Además se "minimizará el impacto negativo de las acciones de política nacional" para
no caer en "el proteccionismo financiero".
Una lista de paraísos fiscales

Los líderes del G-20 se han comprometido a
eliminar los paraísos fiscales en aras de la transparencia de la economía mundial. En este sentido han anunciado
la creación de una 'lista' de países que mantienen el secreto bancario y el
establecimiento de sanciones.
La reforma más profunda del sistema financiero desde 1945
 

El primer ministro británico ha señalado que
es necesario "limpiar los bancos" para restablecer las líneas crediticias a empresas y ciudadanos, y que también habrá nuevas reglas sobre los bonos de los directivos bancarios. En este mismo sentido se han manifestado Zapatero y el presidente francés, Nicolás Sarkozy, que ha declarado que "la época del secreto bancario ha llegado a su fin".

Asimismo
Sarkozy aseguró que las medidas adoptadas suponen "la reforma más profunda del sistema financiero desde 1945", y añadió que se ha ido "más allá de lo que jamás podríamos haber imaginado". El presidente francés anunció también que el G-20 celebrará otra cumbre en Nueva York en septiembre, coincidiendo con la Asamblea General de la ONU.

El acuerdo se alcanzó tras duras negociaciones entre el
eje franco-alemán y el formado por Reino Unido y EE UU.
estímulos fiscales para impulsar la economía, que finalmente han quedado excluidos de la declaración conjunta.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento