España cae a riesgo medio por primera vez desde que se aprobó el 'semáforo Covid', aunque notifica 637 muertes más

Una enfermera vacuna en el Estadio Wanda Metropolitano en Madrid
Una enfermera vacuna en el Estadio Wanda Metropolitano en Madrid
Jorge París

El Ministerio de Sanidad ha informado este viernes de un total de 6.654 nuevos positivos y 637 fallecidos, en la misma jornada en que la incidencia acumulada a 14 días se ha situado en 149,2 casos por cada 100.000 habitantes, la primera vez que este indicador baja de 150 casos desde que a finales de octubre se aprobara el documento Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19, en el que Sanidad y las comunidades fijaban una serie de indicadores para evaluar el nivel de riesgo de un territorio.

Nunca antes desde que se aprobó dicho documento la incidencia a 14 días en España se había situado en nivel de riesgo medio. De hecho, para encontrar una cifra de incidencia menor hay que remontarse hasta el pasado 20 de agosto, cuando este indicador marcaba 142,3 casos, en plena fase de ascenso de la segunda ola.

Además, ya son solo Ceuta y Melilla las únicas comunidades que se encuentran en nivel de riesgo 'extremo' por su elevada incidencia, después de que Madrid haya descendido a riesgo alto tras sumar 245,4 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas.

La cifra de fallecidos es la más alta para un día entre semana desde que el pasado 9 de febrero se notificaran 766 decesos, aunque en este caso está muy condicionada por un volcado masivo de fallecidos que ha realizado Cataluña, que ha notificado 468 muertes más respecto al jueves.

Pero no todo son buenas noticias. Este viernes, la incidencia a 7 días ha vuelto a subir, aunque solo un tímido 0,3%, lo que pone fin a 38 jornadas consecutivas de descensos en este indicador. Si esta tendencia se mantiene en las próximas jornadas, las caídas que se han venido observando en la incidencia a 14 días tienen los días contados, y la epidemia podría entrar en una nueva fase de ascenso, como ya ocurre en la mayoría de países europeos.

En los hospitales, los datos también se han cruzado barreras simbólicas. El número de ingresados en planta por Covid ha caído por debajo de los 10.000 este viernes por primera vez desde septiembre del año pasado, y las hospitalizaciones, aunque cada vez más lento, siguen a la baja.

Sin embargo la gran preocupación sigue en las UCI donde el descenso es agónico, décima a décima. Este viernes la ocupación está ligeramente por encima del 25%, el umbral que marca el riesgo 'extremo' en este indicador. En estos momentos, las UCI siguen en niveles de ocupación superiores a los anteriores a la tercera ola, lo que deja al sistema sanitario en una situación muy débil para afrontar una eventual subida de contagios rápida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento