Felipe VI apuesta por la construcción del "coche del futuro" en Cataluña en una visita en la que el Govern le dio plantón

El rey y el presidente del Gobierno, este viernes en la planta de SEAT en Martorell.
El rey y el presidente del Gobierno, este viernes en la planta de SEAT en Martorell.
EFE
El rey y el presidente del Gobierno, este viernes en la planta de SEAT en Martorell.

Felipe VI ha asegurado este viernes el apoyo institucional de España a la industria automovilística española, a la que dedicará hasta 10.000 millones de los fondos europeos para la recuperación de la pandemia para su desarrollo y modernización, con el objetivo de la "electrificación" de los vehículos que ha considerado clave. En una visita a la planta de SEAT de Martorell, ha afirmado que la "meta" es que "el coche del futuro, el de dentro de 20 años, también esté fabricado en Martorell y otros puntos de España".

Acompañado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y por el presidente de Volkswagen, Herbert Diess, el rey ha visitado este viernes la planta de Martorell de SEAT y ha destacado los proyectos del grupo alemán para crear coches de bajas emisiones -o de ninguna, como en el caso de los eléctricos-que, según ha dicho, contribuirán al objetivo europeo de reducir un 55% las emisiones en 2030 y de que en 2050 la UE sea neutra en carbono.

"La competencia será muy dura y no habrá tiempo de desandar lo que no avancemos ahora", ha dicho el monarca, que ha comprometido que "España y y todas sus instituciones vamos a estar ahí, para liderar la transformación hacia la fabricación de vehículos limpios, no solo el ensamblaje, todos los componentes de la cadena de valor". Según ha dicho , el sector tiene que basar su competitividad en "tres grandes objetivos: descarbonización, movilidad sostenible y digitalización".

En este sentido, Felipe VI ha destacado especialmente el acuerdo entre Volskwagen e Iberdrola, al que podrán sumarse otras compañías, para crear en España la primera fábrica de motores eléctricos, que será una de las primeras de Europa. 

"La apuesta irreversible de España en favor del vehículo eléctrico no sería completa si no estuviera el apoyo en la fabricación de baterías", ha dicho el rey para referirse a la planta de baterías, "un signo del compromiso con elementos que deben definirnos, la innovación, la irrenunciable cohesión territorial y la participación pública y privada".

En su visita a la planta de Martorell, el rey y el presidente se han topado con el anuncio que ha hecho el presidente de Volskwagen de que el grupo va a producir vehículos alemanes en esta fabrica. "España tiene un enorme potencial para ser un 'hub' de electromovilidad en Europa", ha asegurado Diess, que ha añadido ante el rey que "Estamos juntos en cambiar y transformar la industria del automóvil en España hacia un futuro de una movilidad sostenible".

Felipe VI ha celebrado la iniciativa y ha asegurado que "el vehículo eléctrico debe desempeñar un papel central y España quiere ser pionera y garantizar la posición de liderazgo que hemos ganado con esfuerzo de tantos años".

Apoyo y desplante

Felipe VI ha asegurado apoyo a las iniciativas para potenciar en España la creación automovilística sostenible durante una visita a la fábrica de SEAT para celebrar su 70 aniversario que debía haberse producido el año pasado. Se suspendió pocos días antes porque Sánchez tuvo que ponerse en cuarentena tras el positivo por coronavirus del presidente francés, Emmanuel Macron, con quien había almorzado días antes.

Según apuntan fuentes del Gobierno, el acto podría haberse celebrado sin Sánchez, pero el presidente quiso esperar para acudir con el rey a Barcelona a una visita tan importante para la industria española, en señal inequívoca de apoyo al monarca ante las protestas contra la Corona que este viernes han vuelto a repetirse en la Ciudad Condal.

Organizaciones nacionalistas como ANC y Omnium han desplegado pancartas en contra de la monarquía al paso de la comitiva y, de nuevo, el Govern ha hecho un desplante a Felipe VI, porque ningún representante de la Generalitat ha asistido este viernes al acto en la planta de Martorell.

Felipe VI no ha hecho durante su discurso ninguna mención expresa, pero en un momento de su intervención ha pasado del castellano al catalán para  mostrar su "satisfacción por estar en Cataluña, una tierra que representa el emprendimiento, la audacia y el identificarnos en el cambio en el mundo que vivimos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento