Un juez rechaza el análisis de pelo que presentó un conductor para alegar que no había consumido droga

  • Es la primera sentencia que trata en profundidad la fiabilidad de la prueba de cabello.
  • El juez concluye que la prueba "no permite constatar un consumo puntual, en un día aislado y determinado".
Un guardia civil llevando a cabo un control de alcholemia.
Imagen de archivo de un guardia civil llevando a cabo un control de alcholemia.
EUROPA PRESS/DGT

El juzgado de lo contencioso-administrativo número 1 de Pontevedra considera "irrelevante" analizar el pelo de un conductor para demostrar si ha consumido drogas, al entender que solo deben ser válidas las pruebas de saliva y los análisis de sangre.

Es la primera sentencia que trata en profundidad la fiabilidad de la prueba de cabello a la hora de determinar el consumo de drogas en conductores.

El tribunal pontevedrés ha confirmado la multa de 1.000 euros y la pérdida de seis puntos del carné impuesta a un conductor que, en diciembre de 2018, fue interceptado por Tráfico cuando circulaba bajo los efectos de las drogas por la autopista AP-9.

El magistrado rechaza el recurso presentado por el conductor, que alegaba que no había consumido drogas y aportaba una prueba de análisis de pelo practicada en la Universidad de Santiago que había dado negativo en consumo de drogas en los últimos cinco meses.

Basándose en las declaraciones de tres especialistas, el juez concluye que la prueba del pelo sirve para comprobar si una persona es consumidora habitual de drogas, "pero no permite constatar un consumo puntual, en un día aislado y determinado, si el sujeto no es toxicómano", por lo que no exonera a los conductores que recurran a ella.

En este caso, el conductor dio un resultado positivo en cannabis con la prueba del drogotest que utilizaron los agentes en el momento de la detención del vehículo y, según considera acreditado el juez, rechazó un contraanálisis de sangre.

Una segunda muestra de saliva fue enviada a un laboratorio contratado por el Ministerio del Interior y arrojó un resultado positivo en cannabis y cocaína.

El juez da respuesta en esta resolución a las dudas sobre la legalidad del sistema con el que funciona la Jefatura de Tráfico para analizar las muestras de saliva de los conductores en controles rutinarios sobre conducción con presencia de drogas en el organismo.

El magistrado recomienda en la resolución a la Dirección General de Tráfico que remita al laboratorio dos muestras de saliva, en lugar de una. De esta forma, asegura que se mejoraría el sistema, ya que los conductores podrían solicitar previo pago un segundo análisis de contraste al laboratorio -que guarda las muestras un año- y, por tanto, tendrían más garantías.

Además, en su fallo el juez destaca que se trata de la "principal prueba de cargo" contra los infractores, pues el resultado del análisis de saliva se comunica "cuando ya no es posible acudir a la prueba de contraste del análisis de sangre". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento