Sanidad flexibiliza las medidas en las residencias pero pide a los mayores no bajar la guardia aunque estén vacunados

Actividad en grupo en una residencia de ancianos de Solsona (Lleida).
Actividad en grupo en una residencia de ancianos de Solsona (Lleida).
ACN

Más de dos meses después de empezar a vacunar en las residencias de ancianos, los datos demuestran que la inmunización de los mayores está funcionando. Esto ha llevado a que este jueves el Gobierno y las comunidades hayan decidido flexibilizar las normas de visitas, actividades o precauciones en estas institución, aunque advirtiendo también que "el riesgo no desaparece por completo" aunque ya se les haya suministrado la vacuna.

La Comisión de Salud Pública que ha acordado este jueves el plan para Semana Santa ha adaptado también las medidas en residencias de mayores y otros centros de servicios sociales y como primera medida contempla que "se debe informar a los residentes, trabajadores y familiares que, aunque existe un riesgo significativamente menor después de la vacunación, no desaparece por completo ya que la vacuna no garantiza una protección total a todas las personas vacunadas”. 

En todo caso, los directores generales de Sanidad ha acordado permitir actividades grupales en las residencias, el uso de zonas comunes y "flexibilizar el régimen de visitas y salidas tras una valoración individualizada de cada residente y de cada centro".

A diferencia de lo que ocurrió en Navidad, cuando se recomendó que si un residente salía para pasar unos días con su familia se hiciera una PCR al regresar, ahora, de cara a Semana Santa, no se contempla una medida similar. "De forma general no se realizará PDIA a la salida y reingreso de residentes vacunados", indica el acuerdo, aunque sí se podrá realizar en el caso de personas que no estén vacunados o cuando se valore que deba ser así en función de la duración de la ausencia o de las actividades realizadas.

También por lo general se desaconseja hacer cribados periódicos o pruebas serológicas en en las residencias, como tampoco se ve necesario realizarlos en quienes trabajen en ellas, para quienes Gobierno y comunidades también han actualizado este jueves algunas pautas.

Para empezar, recomiendan activamente que se vacunen y piden que no se incorporen a un centro residencial hasta que hayan completado la pauta, es decir, hayan recibido las dos dosis.

Casos sospechosos

Si se da un "caso sospechoso" en una residencia, ya sea por un residente o un trabajador, el acuerdo indica que deberá ser aislado hasta que sea diagnosticado Si da positivo, seguirá aislado y se hará PCR y pondrá en cuarentena a los contactos estrechos. En este caso, . Además, "se protegerá de forma especial a los residentes no vacunados, si es posible situándolos en habitación individual".

Los residentes que en un caso de esa naturaleza no estén aislados ni en cuarentena, mantendrán el régimen de visitas y salidas con normalidad".

Sin decisión sobre enfermos graves

Por otra parte, la Comisión de Salud Pública ha pospuesto la decisión prevista sobre qué tipo de enfermos de "alto riesgo" de menos de 60 años tendrán prioridad para vacunarse  -con Pfizer o Moderna, como la población más vulnerable o más expuesta- y no tendrán que esperar a su franja de edad.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, indicó este miércoles que la decisión se tomaría este jueves, pero finalmente no ha sido así.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento