Ayuso se resiste a cerrar Madrid en Semana Santa: "Puede contagiar igual una persona que viene de Móstoles, de Algeciras o de París"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso
Marta Fernández Jara - Europa Press
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se resiste al cierre perimetral de su territorio durante la Semana Santa, tal y como propone el Ministerio de Sanidad y hoy empezarán a estudiar los responsables autonómicos. Según ha afirmado horas antes de que empiece la reunión de la Comisión de Salud Pública, todavía es necesario ver cómo evoluciona la pandemia en los próximos días y son necesarios "informes técnicos" sobre la conveniencia de decretar un cierre perimetral que, ha recordado, no ha impedido en el pasado que aumentaran los contagios en comunidades que sí lo pusieron en pie.

"Queremos ver cuándo y cómo, si o no cerrar", ha dicho Díaz Ayuso este jueves, que ha basado sus reticencias principalmente a que, en su opinión, no está demostrado en que el cierre perimetral funcione. También, en la contribución que los turistas nacionales e internacionales hacen al turismo madrileño.

"Si fuera egoísta puedo pensar en cerrar Madrid y pensar solo en el beneficio económico pero se trata de una cuestión de libertad y de tener información técnica" que demuestre "por qué cerrando una comunidad u otra la evolución del virus mejora".

Hasta entonces, la presidenta madrileña ha señalado que en la Madrid "seguiremos con nuestro toque de queda" -hasta las 23 horas, una hora más de la propuesta que hace Sanidad-, aunque "conscientes de que queda mucho por delante".

"Si hay personas que quieren venir desde otro punto de España o turistas de otros países a ayudar a la economía madrileña, que sea prudentes y sigan las recomendaciones, pero puede contagiar igual una persona que viene de Móstoles, de Algeciras o de París", ha dicho.

Díaz Ayuso ha vuelto a dejar clara la postura del Gobierno madrileño ante el acuerdo unánime que Darias busca entre las comunidades durante la presentación de las actuaciones proyectadas por el Canal de Isabel II al que ha asistido junto al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que a respaldado la posición de la presidenta regional, al asegurar que "ha encontrado un punto de equilibrio" entre "luchar contra el virus y mantener la actividad económica", que ha dicho que "no son incompatibles".

Por el contrario, Martínez Almeida ha arremetido contra el Gobierno central, por buscar ahora una estrategia única entre todas las comunidades -con un cierre perimetral en todas ellas- cuando permitió que en Navidad hubiera "17 estrategias" distintas.

"El problema es que no hay una estrategia nacional, que se ha dejado a las comunidades. No puede ser que el Gobierno una veces se entienda y otras se desentienda, que para Semana Santa diga que no hay debate al respecto me parece una falta de respeto", ha dicho el alcalde.

Madrid frena el acuerdo

Las declaraciones de Díaz Ayuso ponen en duda que este jueves la Comisión de Salud Pública pueda alcanzar un acuerdo unánime para restringir los movimientos entre las comunidades en Semana Santa, tal y como ya sucedió este miércoles en el Consejo Interterritorial, donde la Comunidad de Madrid fue la más reacia a las medidas que propone el Ministerio.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, aseguró tras la reunión que había "bastante más consenso" del que se creía pero desde horas antes las comunidades más partidarias de cerrar apuntaron directamente a las reservas a la Comunidad de Madrid.

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, ha pedido a los madrileños que no vayan a su comunidad en Semana Santa y ayer empleó un símil automovilístico para aludir a la postura de Díaz Ayuso. "Cuando todos los coches van en una dirección y uno va en otra, no se equivocarán los que van en la dirección correcta", dijo.

Este jueves, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, también ha conminado a la Comunidad de Madrid a unirse al acuerdo. "No hay caso. No hay ni Semana Santa ni nada porque lo que debemos hacer ahora es terminar de hacer este esfuerzo para que las cifras se coloquen en un lugar de seguridad", ha dicho, aludiendo a cuestiones sanitarias y descartando otras relativas a la economía. "Todas esas cuestiones que algunos ponen en el lo alto de la mesa son absolutamente inquietantes y, además, falsas. No se recupera más la economía poniendo en riesgo el trabajo sacrificado que ya hemos hecho entre todos".

Díaz Ayuso ha sido preguntada por las declaraciones de Puig y de Calvo. Ha dicho que las "respeta" pero ha insistido en que "en comunidades que han cerrado el contagio ha subido", que Madrid ha tomado sus propias medidas y ha advertido de que afirmaciones de este tipo "fomentan la madrileñafobia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento