Delegación del Gobierno de Madrid prohíbe todas las concentraciones en barrios y municipios por el 8M

Vox investiga si las declaraciones machistas de su portavoz en Baza contravienen sus estatutos
Manifestación del 8M en Madrid. Archivo
EUROPA PRESS
Marcha por el 8-M.

La Delegación de Gobierno de Madrid ha decidido este jueves prohibir todas las concentraciones con motivo del 8M por motivos de "salud pública" y no autorizará las decenas de actos públicos y concentraciones convocadas en numerosos barrios y municipios de la región.

Delegación del Gobierno ha argumentado que se ha tomado la decisión tras estudiar todas las peticiones de autorización recibidas y ante la posibilidad de que en conjunto pudieran llegar a acumularse en unas pocas zonas concretas de la capital hasta "60.000 personas".

El Ministerio de Sanidad solicitó hace unos días que por razones de salud pública no se celebraran las grandes marchas del día internacional de las mujeres del 8 de marzo, que desde hace años congregan a centenares de miles de personas en pueblos y ciudades de España. 

Sin embargo, la Delegación del Gobierno de Madrid dijo en entonces que se autorizarían acciones puntuales con asistencia inferior a 500 personas y cumpliendo la distancia interpersonal.  A finales de febrero, el propio delegado, José Manuel Franco, explicaba en los medios que había recibido "algunas" peticiones de organizaciones para manifestarse por el Día Internacional de la Mujer (8M) que "mantienen los parámetros exigibles" en la situación sanitaria.

A falta de la gran macha vespertina, parte del movimiento feminista madrileño, a través de la comisión 8M, había convocado esas decenas de acciones disgregadas por barrios de la capital y municipios para reivindicar la lucha por la igualdad de las mujeres, tanto el domingo 7 de marzo como el lunes 8 de marzo.

Concentraciones feministas del 8M 2021.
Concentraciones feministas del 8M 2021.
TWITTER

Este jueves, el delegado del Gobierno en Madrid ha confirmado en rueda de prensa que el movimiento feminista pidió permiso para unas setenta concentraciones con motivo del 8 de marzo. José Manuel Franco ha insistido en que se han estudiado todas y cada una de las solicitudes  (su horario, su localización, previsión de asistencia) y que se ha acordado prohibirlas debido a la acumulación de personas, unas 60.000, previstas en Madrid

Franco ha desmentido que haya "motivos ideológicos o sectarios" en dicha prohibición y ha enmarcado su decisión en razones de salud pública y en la situación de riesgo extremo por la pandemia de covid-19 que padece Madrid. 

El delegado ha recordado que la región sufre una incidencia de 261 casos de covid por cada 100.000 habitantes y una alta presión hospitalaria, tanto en planta como en UCI, de las mayores de España. 

A preguntas de los periodistas, Franco ha reconocido que ha pesado en su decisión la opinión de la consejería de salud de la Comunidad de Madrid, partidaria de prohibir los eventos que llevasen a grandes concentraciones.

El delegado del Gobierno, José Manuel Franco, fue imputado el año pasado por posible imprudencia y prevaricación al permitir la manifestación del 8-M de 2020, aunque su caso fue archivado por falta de indicios suficientes del delito.

Feminismos Madrid, el colectivo convocante de los actos y concentraciones del día de la Mujer en Madrid, ha reaccionado a la noticia de la prohibición de sus actos en Twitter: "El derecho a manifestación es un derecho democrático. Salimos durante los meses más duros de confinamiento a cuidar de nuestras vecinas, salimos a trabajar, salimos a consumir... Pero quieren prohibirnos salir a protestar. El movimiento feminista estará el 8 de marzo", han escrito.

Las convocantes han decidido, además, recurrir ante los tribunales la prohibición de unas concentraciones que llevaban autorizadas "desde hace más de 20 días".

Irene Montero: "Quieren negar el derecho a la calle a las mujeres"

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha criticado este jueves a quienes "quieren negar el derecho a la calle" a las mujeres y que, a pesar de "hacer caso a las recomendaciones de las autoridades sanitarias" están haciendo un "señalamiento" al feminismo, en relación a la prohibición de actos públicos que cumplían con las normas sanitarias.

"Hay quienes quieren negarnos el derecho a la calle que tanto nos costó conseguir. La calle para estudiar, para trabajar, para reivindicar y conquistar derechos", ha declarado en su intervención.

También Vox o ERC, aunque por motivos distintos, han criticado la prohibición. El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha dicho que no ve bien, aunque ellos no irían a las protestas. El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha criticado "la posibilidad" de que la gente vaya al fútbol, pero las manifestaciones del 8M generen "tanta polémica".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento