Los test rápidos de autodiagnóstico se abren camino en Europa: "Deberían estar disponibles como un test de embarazo"

Test rapido para detectar el COVID
Test rapido para detectar el COVID
María José López

Las pruebas de diagnóstico de la Covid-19 que se pueden realizar en casa, como un test de embarazo, son la apuesta que va ganando fuerza en países de nuestro entorno como Reino Unido y Alemania, pero que aún no cuenta con consenso científico en España.

Sus principales ventajas frente a las pruebas PCR son su rapidez en aportar un resultado -apenas unos minutos- y su precio mucho más bajo. Esto permitiría realizar test de forma mucho más masiva, identificando así positivos asintomáticos de manera mucho más precoz e interrumpiendo antes las cadenas de transmisión.

“Lo ideal es que estuviera disponible como un test de embarazo, que lo pudieras comprar por Amazon, y que te lo pudieras hacer cuanto tú lo necesitaras, antes de ir a una reunión familiar o profesional o cuando tengas algún síntoma”, declara Vicente Soriano, profesor de la Facultad de Ciencia de la Salud de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) y defensor de la estrategia de autodiagnóstico.

El aspecto que genera más desconfianza en este tipo de test es el riesgo de que, al no estar intermediados por profesionales sanitarios, las muestras se tomen de manera incorrecta, dando lugar a falsos negativos que generen, a su vez, una peligrosa sensación de falsa confianza.

“Tiene varios problemas, el primero la autotoma, no es fácil y podría producir falsos negativos con las consecuencias peores de lo que uno pretende combatir”, señala Julio García, virólogo y portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc).

En España no se han dado pasos en esa dirección

Las autoridades británicas han aprobado esta semana que todos los hogares con niños en edad escolar reciban dos test rápidos por persona a la semana para impulsar el autodiagnóstico.

En Alemania, por su parte, el jefe de la Cancillería Federal, Heige Braun, defendió el pasado lunes que las pruebas rápidas sean gratuitas y que los ciudadanos puedan realizarselas en los centros de pruebas designados por el Ministerio de Sanidad.

En España, por el momento, no se han dado pasos en esta dirección, aunque el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha defendido una mayor flexibilidad para que los ciudadanos puedan realizar test en las farmacias.

La petición fue solo parcialmente concedida por Sanidad, al restringirse solo a áreas designadas para cribados masivos y siempre con derivación previa de Salud Pública.

Más allá de la posibilidad de que las pruebas puedan dar falsos negativos, algunos expertos se muestran también escépticos sobre la responsabilidad individual de los ciudadanos a la hora de actuar de manera adecuada en concordancia con el resultado del test.

“Se presupone la buena voluntad de la gente, que cuando uno es positivo se va a aislar”, admite Soriano, que señala que, de esta forma “no va a necesitar rastreadores que lo persigan, sino que él dirá: ‘Me he hecho la tirita y soy positivo’”.

El doctor García, de la Seimc, no lo tiene tan claro: “No es por desconfiar, pero hemos visto que cuando se han hecho screenings masivos y se ha invitado a la población a acudir a un punto a hacerse una toma o incluso se les ha citado por el teléfono ha habido un gran porcentaje de gente que no ha acudido, porque hay gente que no quiere saberlo porque eso supone pérdida laboral”.

Entre la prevención y la vacunación

Mientras continúa el debate, avanza un proceso de vacunación en el que se han puesto todas las energías por parte de las autoridades sanitarias haciendo poco probable las innovaciones en otros ámbitos de la prevención del surgimiento de nuevas olas de la pandemia.

“Ahora lo que nos preocupa a los especialistas es que se acelere el proceso de vacunación y eso nos va a ahorrar probablemente este tipo de iniciativas. Hay que ganarle la carrera al virus y si se tarda mucho en vacunar seguramente tendremos una cuarta ola”, declara el doctor García.

Soriano, de la UNIR, advierte sin embargo de que “la vacunación nos llevará meses” y defiende: “Tener un test que nos detecte enseguida al contagioso va a ser una medida complementaria muy útil”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento