Detenido el cliente de un bar tras acometer contra la Policía tras negarse a poner la mascarilla

Agentes de la Policía Local de Gijón han detenido este pasado martes, por un delito de resistencia, a un hombre que supuestamente insultó y amenazó a los policías que acudieron al bar donde estaba molestando a una camarera y se negaba a poner la mascarilla. El arrestado, F.J.F.P., de 31 años de edad y vecino de Gijón, no paró de dar patadas y golpes al vehículo patrulla.
Archivo - Restos de 'botellón'
Archivo - Restos de 'botellón'
EUROPA PRESS - Archivo

Según una nota de prensa del Ayuntamiento gijonés, el detenido estaba molestando insistentemente a una trabajadora de una cafetería del paseo de la Infancia. Los agentes se lo encontraron jugando a la máquina 'tragaperras' y sin mascarilla.

En el momento en el que es advertido de la obligatoriedad de su uso, comenzó a insultarles y amenazarles, negándose a ponérsela y a ser identificado.

Cuando le comunicaron de la necesidad de acompañarles a Comisaría para proceder a su identificación, el individuo actuó con violencia contra los policías, por lo que fue detenido.

También fueron detenidos un hombre y una mujer que se habrían agredido mutuamente, a las 21.00 horas, en la carretera Vizcaína. Los arrestados, M.C.L., de 42 años, y D.P.G., de 46 años, ambos vecinos de Gijón, tenían heridas de diversa consideración, provocadas, según la detenida, por una pelea generada por la sustracción de cierta cantidad de droga.

DE BOTELLÓN

Además, a las 22.30 horas de este pasado martes, la Policía detuvo a dos ciudadanos marroquís de 33 años que se encontraban en situación irregular en España.

Estos fueron identificados en un botellón en el parque de Severo Ochoa donde también se tramitaron seis denuncias acorde a la Ordenanza Municipal de Convivencia.

Por este mismo motivo, se propusieron para sanción a otras tres personas en otro botellón de la avenida del Llano, en el que se levantó un acta por tenencia de drogas, y tres denuncias por incumplimientos de la normativa COVID.

En otro orden de asuntos, se denunciaron dos fiestas en domicilios acorde a la Ordenanza Municipal de Convivencia, una en la calle Marruecos a las 18.54 y otra en la calle Bobes a las 23.05. En la primera, además, se interpusieron ocho denuncias por reunirse en grupo.

Por último, 14 personas fueron denunciadas ayer por no hacer uso de la mascarilla obligatoria, tres por fumar sin mantener la distancia de seguridad y otras dos por no respetar el toque de queda.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento