Bruselas apuesta por mantener suspendidas las reglas fiscales en 2022

  • La idea es que se puedan volver a reactivar en 2023, una vez que se vaya saliendo de la crisis.
Imagen de archivo de Nadia Calviño y Pedro Sánchez.
Imagen de archivo de Nadia Calviño y Pedro Sánchez.
Europa Press

Bruselas mantiene la "barra libre" para los Estados miembros durante la crisis del coronavirus y mantendrá suspendidas las reglas fiscales en 2022, según ha anunciado este miércoles la Comisión Europea. "Las indicaciones preliminares actuales sugieren seguir aplicando esa cláusula -de escape- en 2022 y desactivarla a partir de 2023", explican en el comunicado. La decisión definitva, en todo caso, se comunicará en mayo. 

Estas reglas, que suponen que un Estado miembro no debe superar el 60% de deuda pública y el 3% de déficit. España es uno de los países partidarios de que estas normas se reformen antes de que se vuelvan a activar.

"Hay esperanza en el horizonte de la economía de la UE, pero la pandemia continúa afectando a los medios de subsistencia de la población y a la economía en general", avisó el vicepresidente de la Comisión, Vladis Dombrovskis. Para amortiguar este impacto y promover una recuperación resiliente y sostenible, "nuestro claro mensaje es que el apoyo presupuestario debe mantenerse tanto tiempo como haga falta". 

"Sobre la base de las indicaciones actuales, la cláusula general de salvaguardia permanecería activa en 2022 y se desactivaría en 2023", comentó el dirigente comunitario. Por otro lado, aseguró que los Estados miembros "deben aprovechar al máximo el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, ya que les brinda una oportunidad única de apoyar su economía sin sobrecargar las finanzas públicas". Por eso pide "unas medidas oportunas, temporales y específicas permitirán una vuelta fluida a unos presupuestos sostenibles a medio plazo".

También el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, siguió en esta línea. "Nuestra decisión del pasado mes de marzo de activar la cláusula general de salvaguardia supuso un reconocimiento de la gravedad de la crisis actual. También fue una declaración de nuestra determinación de adoptar todas las medidas necesarias para hacer frente a la pandemia y sostener el empleo y las empresas", esgrimió el italiano.

Pese a que la vacunación arroja cierta esperanza en el horizonte de la economía europea, las nuevas variantes de Covid-19 y las persistentes restricciones suponen un riesgo para una recuperación que se espera comience en el segundo trimestre.

En este contexto, Bruselas insiste en evitar una retirada prematura de las ayudas. "Está claro que en 2022 el apoyo fiscal aún será necesario: mejor errar por hacer demasiado que por hacer muy poco", insistió el comisario de Economía, Paolo Gentiloni. Una vez que la situación sanitaria mejore, Bruselas llama a transitar gradualmente hacia un apoyo más específico y enfocado en la recuperación, que tenga la sostenibilidad fiscal a medio plazo y el impacto del fondo de recuperación europeo.

La Comisión recuerda que los 312.500 millones de euros en subvenciones que concederá -de los que a España será primera beneficiaria con casi 70.000 millones- permitirán a los países dar un apoyo "sustancial" a sus economías sin aumentar el déficit y la deuda nacionales. Y en este sentido, subraya que los Gobiernos deberían usarlo para complementar la inversión nacional con inversiones adicionales "productivas y de alta calidad", que deberían impulsar el crecimiento "en particular cuando se combinan con reformas estructurales".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento