La calle Alzapiernas de Cáceres se someterá a "pequeñas actuaciones" que se complementarán con la plataforma de Parras

El Ayuntamiento de Cáceres acometerá en este 2021 "pequeñas actuaciones" en la calle Alzapiernas, como la corrección de una rampa que será sustituida por un par de escalones, para cumplir con la normativa de accesibilidad pero "no se levantará" de nuevo la vía, y se complementará con un itinerario accesible alternativo con la construcción de una plataforma única en la calle Parras.
Archivo - Recuerdan al Ayuntamiento de Cáceres que se pueden enfrentar a una sanción si no actúa en la calle Alzapiernas
Archivo - Recuerdan al Ayuntamiento de Cáceres que se pueden enfrentar a una sanción si no actúa en la calle Alzapiernas
EUROPA PRESS - Archivo

"Se harán actuaciones muy pequeñas para hacer la calle un poco más accesible", ha aclarado el regidor, que ha insistido que "no se volverá a levantar" la calle y se tocará "lo imprescindible" para el "estricto" cumplimiento de la normativa de accesibilidad y ajustarse a lo recomendado por el informe de la Oficina Técnica de Accesibilidad de Extremadura (OTAEx).

Así, ha explicado que el Ayuntamiento encargó un trabajo sobre este proyecto y una de las opciones que se mejoran para que la calle cumpla con la norma es bloquear la rampa y sustituirla por escalones. Actuaciones que no vienen reflejadas de forma nominativa en el borrador de Presupuestos de 2021 porque se incluyen en una partida general. "Es una actuación muy liviana", ha insistido el regidor.

Salaya ha recordado todos los problemas que conllevó esta obra que provocó el cierre durante meses de la calle, principal acceso de los turistas al centro de la ciudad, y que supuso graves perjuicios económicos para los negocios de la zona.

"Nosotros entendemos que ahora mismo el daño que se causaría a los vecinos y a los negocios con una nueva intervención en la calle sería incomprensible", ha incidido el regidor, que también ha apuntado a que el dinero público "hay que tratarlo con mucho respeto" y esta obra, a su juicio, fue "un error" pero "no se puede enterrar el dinero público en más intervenciones sobre una nueva obra".

A la pregunta de si podrían peligrar los fondos europeos que sirvieron para llevar a cabo este proyecto a través del cual se instalaron unas escaleras mecánicas, Salaya ha explicado que "nadie" ha reclamado información al respecto. "Entendemos que no peligran porque el Ayuntamiento no ha recibido ningún requerimiento y todo eso es ficticio", ha subrayado.

PRIORIDAD PEATONAL

Cabe recordar que actualmente la calle Parras, que da acceso a la calle Alzapiernas, es preferencia peatonal y solo pueden acceder vehículos autorizados o que tengan como destino el parking de la plaza Obispo Galarza.

"Tenemos muy poca cultura de calles con prioridad peatonal", ha señalado el alcalde, que añade que se han producido quejas porque faltan pasos de cebra en esta vía pero "lo que se necesitan son conductores a 20 kilómetros por hora y a peatones que sepan que pueden cruzar por donde quieran porque tienen prioridad", ha dicho en declaraciones a los medios tras la presentación de las obras de la calle Castillo.

No obstante, se construirá una plataforma única para salvar también otros obstáculos, sobre todo por parte de las personas con movilidad reducida o que vayan en silla de ruedas, ya que se podrán separar del trazado del acerado para superar un pivote o un estrechamiento de la acera y mejorar su tránsito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento