Consultorio de Sexo: "Quiero saber si tengo atracción por mi propio sexo, estoy muy confundida, y no sé si dar el paso”

Una pareja en la cama.
Una pareja en la cama.
CANVA

Ya tienes aquí una nueva entrega del consultorio de sexo que cada semana te trae 20minutos. Para plantear tu pregunta escribe a consultoriosexo@20minutos.es.

Estas son las respuestas de esta semana que ha dado nuestro experto, Santiago Frago. Puedes consultar su web aquí.

PREGUNTA Llevo unos meses divorciado y algo más sin tener relaciones sexuales; todas las mañana me solía levantar "contento" en lo que a erecciones se refiere. Pero llevo ya un mes que no tengo erecciones al despertar, no sé si es por la libido o por qué.

He vuelto además a tener relaciones con una compañera y no tuve la misma “tensión” sexual que antes y eso me incomoda. Ya me dice. Gracias.

RESPUESTA DEL EXPERTO Si un hombre tiene erecciones cuando se masturba, tiene erecciones al despertar y tiene erecciones espontáneas, casi podemos deducir que no hay causas orgánicas que justifiquen su dificultad de erección en un contexto relacional.

Una vez descartada la causa física de tu menor tensión eréctil hay que valorar cómo afrontaste tu primer encuentro erótico con alguna pareja reciente, tras meses de inactividad relacional; si fuiste con una habitual y lógica preocupación por cómo iban a ir las cosas en el terreno erótico y además esa persona te gustaba especialmente, es fácil que fueses con una cierta inseguridad.

En ese contexto suelen entrar en juego dos elementos que chocan entre sí: el deseo y el miedo; en ese duelo siempre acaba ganando el miedo, entonces la ansiedad origina una lógica respuesta vascular que se traduce en una cierta pérdida de erección o en un déficit del mantenimiento de la misma.

En tu caso, un sencillo asesoramiento sexológico, eventualmente unido a un apoyo farmacológico inicial, te permitiría ir cogiendo confianza para, gradualmente, ir dejando la medicación de modo paralelo a la restauración de la tranquilidad y la confianza en el plano íntimo de tu relación.

PREGUNTA Acabo de tener mi primera relación sexual con penetración y debido a problemas de salud nunca antes lo había hecho con nadie. Tengo 40 años y desde hace dos años tengo un mioma que abomba mi útero; acabo de terminar con mi menstruación y ayer al terminar de mantener relaciones empecé a sangrar como si estuviera nuevamente con la regla.

Con este mioma suelo sangrar entre regla y regla, pero lo de ayer no sé si fue por mantener relaciones o por el mioma. Hoy también manché en menor cantidad; estoy preocupada por pensar que me va a ocurrir cada vez que tenga relaciones.

RESPUESTA DEL EXPERTO Los miomas son nódulos benignos del útero, de causa desconocida y que tienen distintas localizaciones.

Algunos miomas, por su localización y tamaño, pueden dar lugar a molestias durante la penetración vaginal que se unen a otros síntomas habituales que acompañan a los miomas: sangrado abundante durante la regla, dolor pélvico y distensión abdominal.

En tu caso puede darse una doble circunstancia, por un lado un sangrado vinculado al mioma o un leve sangrado pasajero vinculado a tu primera experiencia coital y rasgado del himen. Si tu sangrado obedece a este último supuesto, gradualmente dejarás de sangrar y podrás dejar de preocuparte.

Si el sangrado continúa, mi consejo es que acudas a un profesional de la Ginecología para que defina la localización de tus miomas y valore la extirpación de los mismos, como fórmula para resolver tus repetidas menorragias.

PREGUNTA No logro desengancharme del porno. He idealizado ese mundo y creo que el “sexo” es eso. Me aficionó mi primera novia a ver películas juntos y desde entonces estoy enganchado (ahora no salgo con nadie). ¿Cómo puedo quitarme esa adicción? Veo películas a diario. Tengo 26 años. Juan.

RESPUESTA DEL EXPERTO En la consulta sexológica es una observación frecuente que lo que muchos consultantes definen como adicción es sencillamente una afición; sin embargo, cuando su “no consumo” desencadena un cuadro de ansiedad y desazón, deberías plantearte un asesoramiento sexológico profesional que te indique pautas para una cierta regulación personal con el objetivo de evitar interferencias en tu vida cotidiana y relacional.

El problema con la pornografía es confundir la ciencia-ficción con la realidad sexual; la pornografía juega con efectos especiales camuflados de realidad; todo ello puede conllevar a un umbral de excitación sexual muy elevado que haga percibir las relaciones eróticas reales como muy aburridas y predecibles.

En definitiva, creo que cierta autorregulación del consumo de la pornografía sería interesante porque ello podría abrirte a una nueva realidad erótica que también puede ser divertida, sugerente e incluso transgresiva.

PREGUNTA Quiero saber si tengo atracción por mi propio sexo (soy mujer y tengo 27 años). Una compañera de trabajo me cae muy bien y siento atracción, pero estoy preocupada porque tengo novio y me siento muy a gusto con él en todos los terrenos.

Estoy muy confundida, porque nunca me habían atraído las mujeres. Necesito su ayuda, no sé si dar el paso. Esther.

RESPUESTA DEL EXPERTO La orientación del deseo sexual no es dimórfica, es decir, no se mueve en términos de blanco o negro. La orientación del deseo se mueve en parámetros intersexuales, es decir, en predominios.

Nuestra realidad como seres bio-psico-sociales hace que nuestro deseo vaya tomando conciencia de lo que nos gusta y atrae preferentemente, aunque ello no impide hacer movimientos puntuales hacia otro sentido e incluso disfrutar de ello.

La orientación sexual se mueve en clave de deseo y no en clave de conducta erótica, es decir, el sentir curiosidad e incluso el tener un encuentro erótico con alguien del mismo sexo no determina la esencia fundamental de nuestra orientación sexual.

La bisexualidad en el deseo, en el sentido de que indistintamente me gusten hombres y mujeres es difícil, no así en el sentido de tener relaciones eróticas con hombres y/o mujeres. Es una realidad, no obstante, que hay personas que se enamoran de personas independientemente de que sean hombres y/o mujeres, y ello constituye un hecho de diversidad.

Mi sugerencia es que tu reflexión se deje llevar, no tanto por las sensaciones obtenidas en una experiencia erótica puntual, sino por repensar tu relación actual.

Expuesto lo anterior, te toca valorar tu realidad concreta y evaluar los beneficios y riesgos que para tu vida actual de pareja conlleva mantener esta experiencia ajena a tu pareja actual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento