Barbón defiende las restricciones en Semana Santa porque las de Navidad, aun siendo duras, no sirvieron

El presidente del Gobierno asturiano, el socialista Adrián Barbón, ha reiterado este lunes su postura totalmente contraria a suavizar las restricciones para evitar contagios de COVID-19 en Semana Santa. Ha reconocido el presidente asturiano que Asturias, junto a Comunidad Valenciana, tuvo en Navidad las medidas más duras de toda España. "Y aún así no sirvieron", ha apostillado.
Adrián Barbón, en Valdés
Adrián Barbón, en Valdés
Armando Alvarez

"Aquí que se olvide la gente de visitas, de fiesta, de que vayamos a permitir aglomeraciones o de que vayamos a relajar medidas horarias o de hostelería", ha dicho Barbón en unas declaraciones realizadas en el municipio asturiano de Valdés.

Frente a la postura de otras comunidades autónomas donde sí son partidarios de flexibilizar las medidas restrictivas ante la bajada de la incidencia, Barbón ha comentado que hace tiempo que piensa que hay gobiernos regionales "que no buscan el acuerdo, sino romper el acuerdo".

"Tenemos que reconocer que incluso las medidas restrictivas de Navidad no sirvieron", ha advertido, haciendo una llamada a no cometer los mismos "errores". Si hay un acuerdo entre las comunidades, Barbón espera que no sea para flexibilizar medidas, sino precisamente para "mantener la dureza".

Por otro lado, Barbón ha reiterado su rechazo a la participación en manifestaciones presenciales por el 8M, Día Internacional de la Mujer, o por otras causas. Ha aprovechado para criticar la "hipocresía" de Vox por criticar manifestaciones del 8M y, al mismo tiempo, organicen actos en los que "juntan a cientos de personas", en referencia al acto de Sevilla en el que participó este fin de semana la portavoz adjunta de Vox en el Congreso de los Diputados, Macarena Olona. "Eso es hipocresía", ha dicho Barbón.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento