PSOE y el PP se niegan a dar el primer paso para retomar la negociación del CGPJ y se acusan de ataduras a Vox y UP

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias (2i), junto al presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes (i), el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas (2d)
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias (2i), junto al presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes (i), el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas (2d)
EFE

Días después de constatar los "escollos" que hacían imposible llegar a un acuerdo para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ),  PSOE y PP han coincidido este lunes en algo, en afirmar que será la otra parte la que tenga que volver a descolgar el teléfono para retomar las conversaciones y en acusarse de haber hecho descarrilar el acuerdo. El PP asegura que es debido a los "líos internos" dentro del Gobierno y el PSOE, que se debe al "miedo" de los populares a la "reacción de Vox" si cierra algún pacto más con el Gobierno, como hizo la semana pasada para renovar el Consejo de Administración de RTVE.

El viernes pasado, fuentes del Gobierno no daban por rotas las negociaciones e incluso el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, esperaba un acuerdo esta semana.

Sin embargo, los mensajes que llegan este lunes desde el PP y el PSOE son de reproches cruzados y de la negativa de ambos a dar el primer paso para retomar los contactos.

A primera hora de la mañana, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha dicho que debe ser Sánchez quien llame a su partido cuando quiera desbloquear la situación, siempre y cuando antes aclare "sus líos internos".

"Cuando las batallas del Consejo de Ministros censen y el señor Sánchez se aclare, sabe que puede llamar al PP para desbloquear la situación", ha apuntado en Guadalajara, donde ha recordado que era condición del PP que Unidas Podemos no estuviera en la "ecuación", es decir, que no pudiera designar vocales. Se refería a la intención de incluir en el nuevo CGPJ a su exdiputada y hoy Delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victorial Rosell, y a magistrado de la Audiencia Nacional y redactor de la sentencia de la Gürtel, Guillermo de Prada, que si bien figuraba en la lista de juristas que ya acordaron PSOE y PP ahora Unidas Podemos designó como vocal designado por el Parlamento.

Montesinos ha asegurado que el presidente "sabe" cuáles eran sus condiciones y le ha instado a solucionar "sus problemas" si quiere desbloquear la situación porque "está claro que el Partido Popular no acepta presiones de ningún tipo".

Desde la sede del PSOE la situación se ve este lunes de manera totalmente diferente. La presidenta de los socialistas, Cristina Narbona, ha responsabilizado al PP de la "frustrada renovación" del Poder Judicial y ha asegurado que se debe por su "miedo" a Vox.

"Sin ninguna duda, el PP se siente incapaz de llegar a acuerdos y sigue instalado en los vetos, posiblemente porque tienen miedo a la reacción de Vox", ha dicho Narbona tras una reunión de la Ejecutiva del PSOE que ha presidido el presidente del Gobierno.

"Nosotros queremos reiterar con mano tendida la necesidad de eliminar cualquier tipo de veto" ha dicho y ha añadido que es "fundamental" renovar el Poder Judicial para que refleja "la realidad actual" porque su composición hoy refleja "la mayoría absoluta del PP en 2011".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento