Madrid ya administra 30.000 dosis al día y se fija en Escocia: las vacunas han hecho caer los ingresos hasta un 94%

  • La semana que viene volverán a recibirse menos dosis de las esperadas, lo que incidirá en la estrategia de vacunación.
Una enfermera del Summa 112 muestra una vacuna de AstraZeneca desde el punto de vacunación establecido en el Wanda.
Una enfermera del Summa 112 muestra una vacuna de AstraZeneca desde el punto de vacunación establecido en el Wanda.
Jorge Paris

Este jueves no fue un día cualquiera en la estrategia de inmunización. Lo dijo la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, desde el Wanda Metropolitano, y lo corroboraron después las cifras. Los datos facilitados este viernes por el Gobierno regional indican que se administraron cerca de 30.000 dosis. De ellas, 14.853 inyecciones se produjeron sobre mayores de 80 años que no viven fuera de residencias. Esto supone que la consejería casi cumplió al 100% con su objetivo de administrar 15.000 dosis por día a este grupo de población.

Además de esas vacunas, también se inocularon 6.400 a profesores (en centros de salud y en el hospital Enfermera Isabel Zendal), 2.000 a odontólogos y otros profesionales sanitarios similares, 2.000 a efectivos de emergencia y seguridad (que fueron inmunizados en el Wanda Metropolitano) y otras 2.000 al grupo de profesionales (personal de Aena, empleados de Salud Exterior, forenses o veterinarios) que se está vacunando desde el pasado martes en el Zendal

El Wanda no dejará de vacunar este fin de semana y espera culminarlo con 7.000 dosis puestas, 3.500 por día. Mientras, se sigue ultimando la vacunación de los grandes dependientes en sus domicilios y en los centros de salud, cuando sea posible.

La Comunidad sigue manteniendo el comienzo de la inmunización de este grupo "a principios de la semana que viene", pero de momento no hay un día fijado. La directora general de Salud Pública insistió este viernes en que es un proceso de vacunación que necesita de una detallada planificación al tener que haber numerosos desplazamientos a viviendas particulares, unos traslados que hay que conjugar con la conservación de la vacuna de Pfizer, que es la que mayormente se va a inocular a estas personas y que goza de no pocas peculiaridades.

En este sentido, Andradas explicó que en los últimos días se ha actualizado la ficha técnica de esta fórmula contra la Covid-19 y se ha establecido que aguanta en óptimas condiciones hasta seis horas, un hecho que facilitará sobre manera la vacunación de estos grandes dependientes en Madrid.

Vuelve a haber problemas de suministro

Los responsables de la Comunidad de Madrid, como los de otros territorios, tiene muchas esperanzas puestas en el proceso de vacunación de cara a ir recuperando movilidad para la población y la actividad afectada por la crisis, pero también mira con recelo las condiciones de las remesas que llegan de los laboratorios.

En este sentido, tanto Andradas como Zapatero explicaron que la semana que viene se recibirán menos dosis de las anunciadas, lo que inevitablemente repercutirá en el proceso de vacunación. De AstraZeneca se esperaban 85.000 vacunas y finalmente llegarán 51.000. De Moderna enviará la mitad de lo previsto y, de momento, Pfizer es la única que mantiene la previsión inicial para la primera semana de marzo: 65.520 vacunas. “Este aspecto condiciona muy mucho la vacunación en Madrid”, advirtió el doctor Antonio Zapatero.

El viceconsejero explicó que se ha demostrado que las vacunas funcionan “espectacularmente” bien y tienen un efecto más que considerable sobre la transmisión del virus. En este sentido, Zapatero mencionó# un estudio que se ha realizado en Escocia y que indica que incluso antes de completarse la pauta de vacunación (que en Pfizer y Moderna necesita un tiempo de tres semanas y en AstraZeneca sube hasta las 10 o 12 semanas) ya se notan los efectos de las fórmulas. En el caso de la de Pfizer, se reducen hasta un 85% las hospitalizaciones y con la de AstraZeneca esa cifra aumenta hasta el 94%.

Los datos esperanzadores que supondrían el más que ansiado control de los contagios y, con él, de la bajada de ingresos en los hospitales de la Comunidad de Madrid. Lo previsible, y lo deseable, es que en las próximas semanas se empiecen a ver ya estos efectos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento