PSOE y PP rompen la negociación para renovar el Poder Judicial por posiciones "irreconciliables"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente del PP, Pablo Casado, en el Congreso.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, en el Congreso.
EFE
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, en el Congreso.
ATLAS / EFE

El PSOE el Partido Popular han roto las negociaciones para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y de otros órganos constitucionales, al constatar que sus líneas rojas son "irreconciliables", según confirmaron Moncloa y fuentes del PP este jueves por la noche.

En sendos comunicados idénticos, el Ejecutivo y el PP informaron de que durante todo el jueves hubo conversaciones telefónicas y contactos que certificaron la existencia de "escollos" que impiden llegar a un pacto.

En concreto, explicaron que intentaron cerrar un acuerdo para las renovaciones pendientes en el CGPJ, el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas y la Agencia Española de Protección de Datos.

Añadieron que finalmente no fue posible, pese a que sí habían logrado un pacto para la renovación de Consejo de Administración de Radiotelevisión Española.

Fuentes del Gobierno manifestaron a Efe que en las conversaciones se ha constatado que las líneas rojas del Ejecutivo y las del PP son "irreconciliables" en este momento.

Por ello consideran que "si alguien modifica su actitud", tendría sentido volver a sentarse para negociar, pero por el momento no se ha fijado un plazo para ello.

Veto al juez Ricardo de Prada

Por su parte, fuentes del PP insistieron en que hay "diferencias importantes" que impiden lograr cualquier tipo de acuerdo.

Entre ellas explican que el PSOE ha planteado que el juez Ricardo de Prada forme parte como vocal del CGPJ. Este juez, señala el PP, "no ha sido elegido por sus compañeros dentro del turno judicial ni ha recogido avales para ello".

Por tanto, consideran que su nombramiento sería "un fraude de ley", ya que lo que creen que se intenta es que un juez entre en el Consejo "por la puerta de atrás", por el turno de juristas, sin haber recabado los avales suficientes de sus compañeros.

A Ricardo de Prada se le atribuyen las frases más contundentes sobre la 'caja B' del PP en la sentencia del caso Gürtel, que el Tribunal Supremo matizó en casación, informa Europa Press.

Las fuentes del PP añadieron que este partido "mantendrá la coherencia" en las condiciones planteadas y subrayaron que "la pelota está en el tejado del PSOE". 

Diferencias con Podemos

En la cúpula del PP también admiten que nunca aceptarán en el órgano de gobierno de los jueces a personas como Victoria Rosell, exdiputada de Podemos y actual delegada del Gobierno para la Violencia de Género.

Aunque el PP mantiene el hermetismo sobre los nombres que ha puesto encima de la mesa, fuentes del partido admiten que en su terna de propuestas estaría el magistrado Alejandro Abascal, destinado como refuerzo en el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional.

Desde Podemos responden al veto del PP a Rosell asegurando que Alejandro Abascal es "íntimo de Casado" y además le atribuyen estar detrás del caso Dina, que ha salpicado a Pablo Iglesias. El partido morado también alude a la propuesta del PP de la jueza María Tardón, exconcejala del PP y colaboradora de FAES.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento