Angela Merkel avanza que el pasaporte de vacunación en la Unión Europea "estará listo para el verano"

Varias cajas especiales que contienen la vacuna de Pfizer aguardan para ser colocadas en camiones.
Varias cajas especiales que contienen la vacuna de Pfizer aguardan para ser colocadas en camiones.
EFE

Cumbre del Consejo Europeo sin muchas novedades. No se dan grandes avances pero la postura de los líderes de los 27 parece cada vez más unida y el camino se va despejando. "Tenemos que acelerar urgentemente la autorización, producción y distribución de vacunas, así como la vacunación", reconocen los jefes de Estado y de Gobierno, que se han reunido este jueves durante más de cuatro horas. Además, asumen la importancia de "identificar las variantes lo antes posible y así poder controlar su propagación" y son conscientes de que habrá que adaptar las vacunas a estas nuevas cepas del coronavirus.

En lo que hay un apoyo mayoritario es en el llamado pasaporte de vacunación, pero todavía habrá que esperar: no hay acuerdo sobre todo por cuestiones jurídicas y técnicas, pero la idea -defendida sobre todo por Grecia o Austria- gusta entre los líderes sobre todo de cara a la reactivación del turismo en el verano. El Gobierno de Países Bajos, en cambio, es reticente.

La canciller alemana, Angela Merkel, aclaró que esta medida estará implantada "en verano". Recalcó eso sí que no solo las personas con pasaporte de vacunación podrán viajar y que este sistema se convertiría en una opción "complementaria" más para permitir los viajes internacionales en condiciones de seguridad a la vez que se controla la propagación del coronavirus.

Los Estados, además, llaman a seguir en el camino ya marcado. "Apoyamos los esfuerzos adicionales de la Comisión para trabajar con la industria y los Estados miembros con el fin de aumentar la capacidad de la producción actual de vacunas, así como para ajustar las vacunas a las nuevas variantes según sea necesario", explican en el comunicado.

"Las medidas vigentes en toda Europa están funcionando. En la UE se han administrado 50 millones de dosis de vacunas. Y se está trabajando para abordar nuevas variantes. Nuestros esfuerzos darán frutos", expresó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. No quisieron profundizar en cambio en el asunto con AstraZeneca. La farmacéutica se ha comprometido a seguir "trabajando" tras anunciar que entregará en el segundo trimestre la mitad de las dosis previstas. Pero nada más.

También hubo una reafirmación de la solidaridad de la UE. "Subrayamos nuestra determinación de intensificar nuestra respuesta global a la pandemia. Seguimos comprometidos con la mejora del acceso a las vacunas para los grupos prioritarios en nuestra vecindad y fuera de ella, sobre la base de principios comunes, y con el apoyo a un enfoque global a través del Mecanismo COVAX. Acogemos con satisfacción los primeros planes de COVAX para distribuir vacunas a 92 países de ingresos bajos y medios", expresaron tras la cumbre de forma conjunta los líderes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento