Complicaciones en la salud por la nube de polvo sahariana que ha barrido España

Nube de polvo proveniente del Sáhara sobre varios territorios de América.
Nube de polvo proveniente del Sáhara sobre varios territorios de América.
CIRA / RAMME / NOAA

Las fuertes rachas de viento procedentes del desierto del Sáhara arrastran consigo partículas de polvo que, en muchas ocasiones, llegan hasta distintos puntos de Europa y de América. Es lo que sucederá durante estos días en España, cuando los niveles de polvo serán superiores a lo habitual.

Aunque, según la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica, el mencionado polvo contiene nutrientes y minerales, incluido el hierro, necesarios para la fotosíntesis y otras funciones celulares, también puede tener efectos adversos para la salud de las personas si se superan los niveles de riesgo marcados por la OMS.

Este fenómeno puede traer consigo, además, "bacterias, virus, esporas, hierro, mercurio, y pesticidas que presenta el polvo", sustancias contaminantes que recoge "a su paso por zonas deforestadas del Norte de África, particularmente los países subsaharianos intensamente afectados por desertificación", tal y como explican desde la Organización Panamericana de la Salud (OPS), afiliada a la OMS.

Los problemas de salud asociados al polvo del Sáhara afectan, sobre todo, a las personas con enfermedades respiratorias, como el  asma. Además, puede provocar molestias en ojos y garganta.

Cómo evitar problemas causados por la nube de polvo sahariana

Con la previsión de que esta nube de polvo va a afectar, en esta ocasión, a España, desde la OPS ofrecen una serie de recomendaciones para tratar de evitar los problemas respiratorios que pueda ocasionar. 

En primer lugar, para aquellas personas que sufran enfermedades respiratorias crónicas, como el asma, así como adultos mayores, mujeres embarazadas y niños, se recomienda usar protectores respiratorios, como mascarillas. 

Además, quienes presenten molestias en los ojos, como la presencia de cuerpos extraños, deben lavarse con abundante agua, preferiblemente potable, siempre con las manos limpias y evitando frotar los ojos. 

En cuanto al hogar o empresas, es fundamental cubrir fuentes, pozos y demás acumulaciones de agua para evitar la contaminación y, además, a la hora de limpiar las zonas donde se haya podido acumular más polvo, se recomienda humedecer la zona para evitar que el polvo se vuelva a suspender en el aire.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento