Levy anuncia que padece fibromialgia tras su discurso más accidentado: "Provoca un dolor casi paralizante"

Andrea Levy, delegada de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, ha protagonizado un accidentado discurso en el que ha acumulado una cantidad inusual de errores de dicción que lo han hecho viral en redes. "Cuerpas de seguridad" y "cristales rojos" (en vez de rotos) han sido algunas de las expresiones usadas. "Todos cuando intervenimos o hablamos en público en discursos más o menos largos podemos equivocarnos, tener lapsus y corregirlo", ha explicado la concejala después.
Andrea Levy, delegada de Cultura del Ayuntamiento de Madrid.
Archivo.
Andrea Levy, delegada de Cultura del Ayuntamiento de Madrid.

Andrea Levy, delegada de Cultura y portavoz del Partido Popular en el Pleno de Cibeles padece fibromialgia. Una enfermedad crónica que, según ha explicado en primera persona, "provoca un dolor casi paralizante". Hasta tal punto, dice, que ha llegado a guardar cama durante semanas "casi" sin poder moverse. "Mi cuerpo no reaccionaba, mi musculatura se había caído completamente", ha revelado en directo en un programa de Cuatro.

Pese a ser "un tema privado" que únicamente conocían sus amigos y compañeros de partido, la delegada de Cultura lo ha hecho público para hacer frente a las críticas recibidas por las trabas en la dicción durante sus intervenciones. La última, la que le ha empujado a tomar esta decisión, vino del diputado del PSC en el Congreso, José Zaragoza

En su cuenta de Twitter publica la intervención que hizo el pasado martes en el Pleno de Cibeles en el que Levy se traba en varias ocasiones. Zaragoza acompaña el vídeo con el siguiente texto: "Se llama Andrea Levy. Es concejala de cultura. En madrid. Es del PP. Tiene dificultades para leer tres frases en castellano. Debe ser por culpa de la inmersión lingüística".

"Mi cuerpo no reaccionaba, mi musculatura se había caído completamente"

La delegada responde ahora al diputado por televisión. "Es deshumanizante; me equivoco, me trastabillo, pero no me tienen que quemar en la plaza pública porque diga una mal una palabra". Y es que, según explica, uno de los efectos secundarios de la medicación que toma desde que el pasado julio le diagnosticaron fibromialgia es la sequedad de boca. De ahí que al leer el texto con el tiempo corriendo "me cueste pronunciar y vocalizar bien porque me quedo con la boca seca". Por eso, también, "muevo mucho la boca y me chupo los labios". 

No es la primera vez que la concejala del PP recibe este tipo de críticas. "He tenido que escuchar cosas como 'si voy bebida al trabajo' o si 'consumo sustancias'. Es doloroso porque mi vida es todo lo contrario", ha reconocido. "Convivo con un dolor, una enfermedad. No hago todas esas cosas que dicen", ha lamentado Levy.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento