El divorcio y el alcoholismo convirtieron a Ben Affleck en un mejor actor, según él mismo cree

Ben Affleck en la presentación de 'Triple frontera' en Madrid
Ben Affleck en la presentación de 'Triple frontera' en Madrid
GTRES

Las experiencias personales que un actor vive siempre pueden servir para sus papeles y eso es lo que le ha pasado a Ben Affleck, que usó algunos de los episodios más traumáticos de su vida para superarse como actor y como persona. 

En su nuevo proyecto, The Way Back, el actor interpreta a un hombre con problemas de alcoholismo y un divorcio, algo por lo que él mismo ha pasado, según contaba a The Hollywood Reporter

"No tuve que investigar el aspecto del alcoholismo de la película, eso estaba cubierto", decía con ironía el actor, que estuvo en rehabilitación por ese problema. 

"Envejecer y haber tenido experiencias personales más intensas y significativas han hecho que la actuación sea mucho más interesante para mí y, a su vez, me atrajo al tipo de películas que tratan sobre personas con defectos", decía el actor, que también pasó por un traumático divorcio de Jennifer Garner y acaba de romper su noviazgo con Ana de Armas. 

"El alcoholismo, en sí mismo y el comportamiento compulsivo no son intrínsecamente superinteresantes", dijo. "Pero lo que a veces es interesante lo que descubres sobre ti mismo en el curso de la recuperación y tratando de averiguar qué salió mal, cómo solucionarlo, cómo quieres que sea tu vida y qué tipo de ética quieres vivir", hacía ver el actor sobre el tiempo que pasó en rehabilitación y de las enseñanzas que sacó. 

"Aunque algunas cosas fueron difíciles, también fue un poco catártico y me recordó por qué amo actuar y por qué empecé a hacerlo",

Mostrar comentarios

Códigos Descuento