Qué es el citomegalovirus: síntomas, causas y tratamiento de la enfermedad

La Dra. Sonia Bohórquez, del grupo de investigación de patógenos infecciosos de la Universidad Nacional y la Universidad de El Bosque, en Colombia, explica en este vídeo qué es el citomegalovirus y qué complicaciones tiene. Al delantero de la Juventus de Turín, Álvaro Morata, se le ha diagnosticado recientemente una infección por este tipo de virus.
Es un virus que permanece de por vida en el organismo.
La Dra. Sonia Bohórquez, del grupo de investigación de patógenos infecciosos de la Universidad Nacional y la Universidad de El Bosque, en Colombia, explica en este vídeo qué es el citomegalovirus y qué complicaciones tiene. Al delantero de la Juventus de Turín, Álvaro Morata, se le ha diagnosticado recientemente una infección por este tipo de virus.

El citomegalovirus (CMV) es un virus común que puede infectar el organismo de una persona de cualquier edad y que "permanece de por vida", aunque la mayoría de personas infectadas por CMV no presenta síntomas y no saben que padecen la infección, tal y como explican en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. 

A nivel general, el sistema inmunológico de una persona sana "impide que el virus cause la enfermedad" y está relacionado con los virus que originan la varicela, la mononucleosis y el herpes simple. Aunque en la mayoría de personas con buen estado de salud permanece latente, la infección por citomegalovirus sí puede ser grave en determinados casos. 

Así, es un especial motivo de preocupación para personas con un sistema inmunológico debilitado, sobre todo aquellas que han sido sometidas a un trasplante de órganos, células madre o médula ósea. También puede ser grave en embarazadas, ya que si se desarrolla una infección activa durante el embarazo se puede transmitir el virus al bebé.

¿Cuáles son los signos de alerta? ¿Y las posibles complicaciones?

En el caso de las personas adultas sanas, la infección puede no originar ningún síntoma o puede cursar de forma leve incluyendo manifestaciones clínicas similares a las de la mononucleosis infecciosa como fiebre, fatiga, dolor de garganta o dolor muscular.

Sin embargo, los pacientes inmunodeficientes pueden presentar síntomas más graves que acaben afectando a pulmones, ojos, hígado, estómago, esófago, intestinos o cerebro, explican los expertos de Mayo Clinic. De esta manera, las complicaciones graves de la enfermedad en estas personas pueden incluir la pérdida de la visión, problemas en el sistema digestivo, esofagitis, hepatitis o afecciones en el sistema nervioso como la encefalitis.

Respecto a los recién nacidos con CMV congénito pueden acabar desarrollando síntomas con el tiempo como una "pérdida de la audición" o un "retraso en el desarrollo", además de problemas de visión. Algunos de los signos de alerta recogidos por Mayo Clinic más comunes entre los recién nacidos que tienen infección activa son los siguientes:

  • Nacimiento prematuro.
  • Bajo peso al nacer.
  • Piel y ojos amarillos (ictericia).
  • Hígado agrandado y con mal funcionamiento.
  • Manchas moradas en la piel, sarpullido o ambos.
  • Cabeza anormalmente pequeña (microcefalia).
  • Bazo agrandado.
  • Neumonía.
  • Convulsiones.

¿Cómo se transmite?

El virus se puede transmitir a otras personas si está activo en el organismo a través de los fluidos corporales como la saliva, la orina, la sangre, las lágrimas, el semen o la leche materna. Por tanto, el virus se puede propagar de una persona a otra de las siguientes maneras:

  • Por el contacto sexual.
  • A través de la leche materna a lactantes.
  • Por medio de transfusiones de sangre o trasplantes de órganos.
  • Durante el embarazo o en el parto. 
  • Al estar en contacto con los fluidos corporales de una persona infectada.

¿Existe tratamiento?

Para diagnosticar la infección por CMV se pueden realizar análisis de sangre en personas que presenten síntomas compatibles con la enfermedad, aunque no es la prueba más idónea "para los recién nacidos". En estos casos es preferible hacer un análisis de orina o de saliva.

Todavía no existe una cura definitiva para esta infección, pero "las personas sanas por lo general no requieren tratamiento médico", detallan en los CDC. Para aquellas con el sistema inmunológico debilitado o para recién nacidos existen medicamentos disponibles, como los antivirales. "Pueden ralentizar la reproducción del virus, pero no pueden eliminarlo", advierten en Mayo Clinic. 

Sin embargo, el tipo de tratamiento es individualizado y depende de los síntomas y de la gravedad, por lo que los investigadores están inmersos en el estudio de nuevos fármacos y vacunas para tratar o prevenir el citomegalovirus.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento