"Sevilla huele a caracoles guisados, a higos chumbos, a dama de noche, a incienso..."

  • El cantante cumple 30 años al frente de Cantores de Híspalis
  • Nació hace 58 años en el barrio de La Calzá
  • Es un enamorado de Sevilla y un gran cofrade
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEVILLA
Pascual Gonzalez, Cantores de Hispalis
Pascual Gonzalez, Cantores de Hispalis
ARCHIVO

¿Cuál es el primer recuerdo que tiene de Sevilla?

El afán de empinarme al pretil de la azotea para ver a mi padre, en bicicleta, regresar del trabajo. Ver al popular Antonio Machin, caminando por la calle Oriente. Y el día que mi abuela me llevó a la Catedral para ver bailar a los seises.

La mejor banda sonora para disfrutar de la ciudad es...

“Procesión de Semana Santa de Sevilla” de Marquina, “Sevilla” de Albéniz y las “Danzas Fantásticas” de Joaquín Turina podrían ser tres pilares sólidos para compilar la mejor Suite Musical y no puede faltar la siguiriya gitana, la soleá del Zurraque, los clarines de la Maestranza, las boleras del XIX, las corraleras de feria y el magnificente silencio de la Plaza Virgen de los Reyes cuando por la Puerta de los Palos, sale nuestra Patrona.

Cuando cierra los ojos y piensa en la capital ve...

La Giralda, siempre la Giralda.

Sevilla es una ciudad de mescolanzas de aromas muy particulares y diferentes, según la estación del año y el espacio determinado…"
¿A qué huele Sevilla?

Sevilla es una ciudad de mescolanzas de aromas muy particulares y diferentes, según la estación del año… Porque Sevilla, en primavera, huele a azahar, a incienso y geranios, a cera, torrijas y claveles, a manzanilla fresquita de feria de abril y –como no- a cagajones del Real… En verano, huele a sol y a umbría... Porque el sol de Sevilla huele a sudores de 40º, entre efluvios de jazmines, gazpacho y caracoles guisaos, de Baturrones, higos chumbos y dama de noche; En invierno, Sevilla huele a humedad y alhucema; y a candelas furtivas, castañas asás y mosto. Y en otoño… En otoño, Sevilla huele a verano y a invierno.

¿Y a qué sabe?

El más preciado sabor de Sevilla es el sabor de su historia. Cuando la cultura de Europa aún se guardaba con celo en abadías, monasterios y universidades minoritarias, Sevilla la regaba por sus calles…

Las mejores vistas de la ciudad están en...

Cuando el poeta Francisco Medrano bautizó su heredad de creaciones, en Castilleja de la Cuesta, con el nombre de “Mirarbueno”, tenía claro que no hay mejor mirador para contemplar Sevilla que la excelsa cornisa del Aljarafe.

Lo que más ama de Sevilla...

De Sevilla es mi madre, mi esposa, mis hijos, mi gente… De Sevilla son los Cantores de Híspalis… De Sevilla es el barrio de la Calzá y la Hermandad de San Benito… De Sevilla es Dios… Fíjate que de amor tengo a la sombrita del árbol de Valvanera, sin cruzar el puente… Imagínate si lo cruzara.

¿Se ha montado en el tranvía? ¿se montará en le metro?

No, en el tranvía no me he montado. Prefiero disfrutar caminando por su trayecto. Y en el metro, ya veremos. Creo que sí, al menos para vivir, sentir y gozar de su realidad. Pero soy claustrofobo de naturaleza.

¿Qué edificio no se cansa de admirar?

Me reitero: la Giralda. Mi profesor de dibujo y mi amigo, el gran artista Amalio García del Moral, que pintó más 300 cuadros de la torre, se jactaba de proclamar su matrimonio con Giralda… Algunas veces, yo entraba en su estudio para saludarlo y decirle con sorna: Don Amalio, siento decirle que le estoy poniendo los cuernos con su amada, porque usted solo la pinta, pero yo, mientras le canto, le toco la guitarra… Y él me decía: Fanfarronada barata, Pascualito, fanfarronada barata.

Tómese un desayuno sevillano ¿dónde y qué se tomaría?

Café con leche doble y templado y tostada de manteca colorá con tropezones, en el Bar La Estrellita, frente a la Cruz Roja de Triana, donde desayunamos muchos artistas cuando llegamos de viaje.

¿Del Betis o del Sevilla?

Soy del Real Betis, por la gracia de Dios, pero siempre desde el respeto para el Sevilla FC, que es lo mismo que respetar a todos los sevillanos. Ahora bien, con el sueño sano de ganar eternamente nuestros derbis, por goleadas.

¿Una excursión que todo el mundo debería hacer?

El mejor viaje que deberían hacer los sevillanos es ir desde Sevilla hasta Sevilla, es decir: conocer bien la riqueza histórica de su ciudad. Es alucinante que haya sevillanos que presumen de “sevillanía” y no conozcan Itálica o el Museo de Bellas Artes… O lo que es peor, que no enseñen a sus hijos.

Súbase al carro de los tópicos... ¿cómo son los sevillanos?

Perdóneme, no me pienso subir al carro de los tópicos, porque mentiría. Los tópicos que caracterizan a los sevillanos son una gran farsa creada por la ortodoxia de la ciudad.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LA CIUDAD

Mostrar comentarios

Códigos Descuento