El Ayuntamiento retiró el año pasado 20.000 productos peligrosos de las tiendas

  • La mayoría son de origen chino.
  • El número de alertas por peligro aumentó un 12% con respecto a 2007.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA
Los juguetes analizados son de todo tipo: eléctricos, creativos, de mesa, muñecos...
Los juguetes analizados son de todo tipo: eléctricos, creativos, de mesa, muñecos...
CONSUMER

Encendedores, velas, juguetes, interruptores, cortapelos, chupetes... El Ayuntamiento de Granada retiró el año pasado 20.000 productos peligrosos de los establecimientos.

Los técnicos municipales recibieron a través de la Red de Alerta del Ministerio de Sanidad 1.927 notificaciones  de artículos que podrían crear problemas a los usuarios por intoxicación, cortes e incluso ahogamiento en menores. La cifra es un 12% mayor que la de 2007.

La mayoría de los productos retirados corresponden a objetos de decoración, como velas con forma de alimentos (frutas, pasteles, bollería...) e imanes decorativos que por su forma, tamaño y color pueden ser confundidos por la población infantil con un alimento.

Los jabones con forma de fruta, fertilizantes que parecen productos lácteos y los ambientadores que imitan a los peluches también fueron  desalojados de las tiendas, al igual que los juguetes que pueden provocar asfixia, intoxicación y cortes, sobre todo los que tienen piezas pequeñas y elementos extraibles.

La mayoría de los productos considerados como peligrosos eran de origen chino (38,4%), seguido de los desconocidos (37,3%), España (12,3%), otros países asiáticos (9%) y  estados europeos (3%).

Los técnicos municipales, además de estas inspecciones de alerta, controlaron  otros 720 establecimientos de todo tipo y realizaron 49 inspecciones auspiciadas por las denuncias de los consumidores.

En estos casos, el Ayuntamiento levantó 18 actas sancionadoras por no tener el precio de los productos expuestos, no presentar facturas que acrediten el origen de los productos o carecer del libro de hojas de reclamaciones. Las multas oscilan entre los 600 y los 1.200 euros.

Un gran número de los objetos prohibidos retirados pertenecen a la electricidad (alargadores, regletas, interruptores o enchufes). En estos casos el motivo más frecuente, según los técnicos, «es la inadecuada conexión de los cables». Al igual que los pequeños electrodomésticos (cortapelos, secadores, planchas...), que presentaban deficiencias en el cableado.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento