Berlusconi y Obama
Berlusconi y Obama.

Silvio Berlusconi vuelve a las andadas. Varios meses después de elogiar el "bronceado" de Obama, una broma que le acarreó numerosas críticas, el primer ministro italiano ha vuelto a hacer un chiste con el color de piel del actual presidente de EE UU, a la sazón el primer mandatario negro de la historia de ese país.

Berlusconi ha realizado otras veces comentarios comprometedores sobre otros mandatarios
En aquella ocasión, sólo dos días después de ser elegido presidente, 'Il Cavaliere'
dijo que envidiaba el "bronceado" de su homólogo estadounidense. Pese a las críticas, y lejos de amilanarse, Berlusconi ha afirmado este jueves en Nápoles que él no es tan moreno como Obama porque hace mucho que no toma el sol.

"Yo soy más pálido, pero él es más guapo, joven y alto", declaró. Berlusconi, que luce todo el año un tono bronceado, es famoso en los círculos diplomáticos por hacer burlas inapropiadas.

Otras meteduras de pata

En su primera reunión con el primer ministro danés Anders Fogh Rasmussen en 2002, Berlusconi le hizo un cumplido con las siguientes palabras: "Rasmussen no sólo es un gran colega, también es el primer ministro más guapo de Europa". El mandatario italiano añadió: "Es tan guapo, que incluso estoy pensando en presentarle a mi mujer".

En 2005 provocó un pequeño incidente diplomático al sugerir que había seducido a la presidenta finlandesa, Tarja Halonen, para asegurarse de que ésta apoyaba la candidatura italiana a albergar la Autoridad de Seguridad Alimentaria Europea.

"Tuve que utilizar todas mis tácticas de 'playboy', incluso las que no he utilizado en mucho tiempo", dijo, lo que llevó a Helsinki a pedir explicaciones al embajador italiano.