Qué es el Certificado de Instalación Eléctrica (CIE)

Un cuadro eléctrico, en una imagen de archivo.
Un cuadro eléctrico, en una imagen de archivo.
GTRES

Uno de los documentos indispensables para dar de alta el suministro eléctrico en un inmueble es el boletín eléctrico o Certificado de Instalación Eléctrica (CIE). Se trata de un certificado que valida que la instalación es óptima para proceder al suministro y se debe solicitar a la distribuidora correspondiente de cada zona. 

En este sentido, como explican en Selectra, este documento es exigido en todo el país y sirve para certificar que todo está en correctas condiciones y que la instalación cumple con los requisitos técnicos para que no suponga ningún tipo de peligro. Tiene una caducidad de 20 años, por lo que pasado este tiempo es necesaria su revisión. 

¿Cuándo se necesita? ¿Cómo se solicita?

La empresa distribuidora puede requerir este certificado a través de la comercializadora en varios supuestos:

  • Para dar de alta la luz en una vivienda o en un local.
  • Para contratar más potencia superior a la admisible en el certificado. 
  • Para cambiar la instalación eléctrica de monofásica a trifásica o viceversa.
  • Para renovarlo tras pasar más de 20 años desde su emisión.

El certificado puede ser realizado por diferentes organismos, aunque lo más frecuente es que lo lleve a cabo un electricista autorizado o la empresa instaladora, por lo que el consumidor debe ponerse en contacto para su solicitud. Una vez expedido tras pasar la revisión, la distribuidora de la zona validará si es o no correcto y si cumple con los requisitos para poder efectuar la operación, como el alta o una modificación de la instalación. 

¿Qué precio tiene? ¿Quién lo paga?

El precio de este certificado no está regulado y depende de varios factores a tener en cuenta como la tarifa de la empresa o del electricista autorizado que vaya a revisar la instalación, las dimensiones del inmueble, las tasas impuestas por la Comunidad Autónoma o si es necesario realizar modificaciones para adecuar la instalación a la normativa. 

De esta manera, existen grandes diferencias y puede suponer un coste de entre 100 y 300 euros. La persona encargada de pagar este importe es, en todo caso, el cliente.

¿Qué información contiene?

Los datos que contiene este boletín están relacionados con la instalación y el punto de suministro:

  • Datos del cliente titular. 
  • Dirección del punto de suministro eléctrico.
  • Uso habitual de la instalación: si es vivienda, local comercial u oficina, entre otros.
  • Potencia máxima admisible.
  • Superficie de la vivienda, aforo y tensión.
  • Información de la Línea General de Alimentación (sección, longitud, etc.)
  • Empresa distribuidora.
  • Empresa instaladora autorizada o electricista autorizado.
  • Mediciones de comprobación.
  • Firma del encargado que expide el certificado.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento