CECOVA pide al Consell que la desescalada se haga de forma gradual en función de la congestión clínica

El Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (CECOVA) ha pedido al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y a la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, que establezcan una desescalada, tras la tercera ola de contagios de Covid-19, "con prudencia" por los miles de personas contagiadas y fallecidas que se han producido hasta ahora, y "con sensibilidad" hacia las enfermeras y el resto de los profesionales sanitarios "que siguen exhaustos por los meses de trabajo sin descanso que llevan acumulados".
Archivo - Especialistas y paciente en UCI
Archivo - Especialistas y paciente en UCI
RIBERA - Archivo

Desde el CECOVA se solicita que las restricciones de movilidad y la apertura de la hostelería y del resto de comercios se hagan teniendo en cuenta que existe la "gran amenaza" de una cuarta ola vinculada a las cepas británica, sudafricana y brasileña del coronavirus, según confirman los expertos epidemiólogos.

Por ello, el presidente del CECOVA, Juan José Tirado, ha advertido de que la desescalada Covid-19 debe ser "gradual y en función de la situación de saturación hospitalaria y clínica". "Teniendo muy en cuenta el índice de ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de cada uno los hospitales de la Comunitat Valenciana y la disponibilidad de medios humanos y materiales con los que se contaría para hacer frente a una cuarta ola".

Tirado ha insistido en la "necesidad" de "no bajar la guardia" y ha apelado a la responsabilidad para evitar una ola de contagios vinculada a las nuevas cepas del virus y sus posibles mutaciones. "La desescalada debe ser moderada y coordinada con el nivel de vacunación y de inmunidad de rebaño", ha reiterado.

Tirado ha recordado que desde el CECOVA se alertó de la tercera ola de contagios antes de Navidades, "pero no se nos escuchó y finalmente acabó llegando con el mayor número de infectados y fallecidos", ha lamentado.

Considera que las enfermeras "disponen del mejor indicador para detectar la incidencia de la transmisión del virus" pero ha apelado a la "postura de compromiso social e individual de la población para evitar que aumenten los contagios y las muertes".

"Si volvemos a relajarnos, además de los despiadados efectos sobre la salud pública, aumentarán las catastróficas consecuencias económicas en los sectores más afectados por la crisis del coronavirus", ha redundado el representante del colectivo de Enfermería de la Comunitat.

A la vez, ha instado a las administraciones a que aumenten la frecuencia de horarios del transporte público al máximo para evitar las aglomeraciones, garantizando una adecuada ventilación, así como el cumplimiento por parte de la población de las medidas preventivas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento