La Universidad de Granada acogerá un observatorio europeo sobre motoristas

  • Los investigadores estudiarán los mecanismos mentales que llevan a los adolescentes a realizar prácticas de riesgos.
  • La compañía Honda Motor proporciona a la UGR varios simuladores.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA
Simulador con el que trabajará el observatorio de la UGR.
Simulador con el que trabajará el observatorio de la UGR.
UGR

La Universidad de Granada albergará el primer centro de investigación de Europa donde se estudiarán los mecanismos mentales por los que los adolescentes ejecutan conductas de riesgo al conducir motocicletas, lo que podría servir para modificarlas y poder evitarlas.

La Facultad de Psicología acogerá tres simuladores de última generación (hasta la fecha ya había uno en la UGR-) que servirán para investigar estos mecanismos, gracias a un convenio firmado con la compañía Honda Motor y que convertirán la universidad en uno de los centros más importantes a nivel mundial que trabaje esta materia.

Los nuevos simuladores, dotados de un innovador software desarrollado por Honda, llegarán a la Universidad de Granada en sólo unos días. Con ellos, el grupo de investigación medirá la conducta de riesgo en jóvenes de entre 18 y 25 años.

Según explica Leandro Luigi Di Stasi, investigador de la UGR, los accidentes derivados de la conducción de ciclomotores “no han disminuido en los últimos años, como ha ocurrido con los del resto de vehículos”, según los últimos datos facilitados por el club automovilístico RAAC.

Además, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) el 50% de los accidentes con víctimas se produce en zonas urbanas; la mitad de ellos se realiza en los cruces, y la mayoría de las víctimas son varones entre 16 y 25 años que conducen motocicletas y ciclomotores, o peatones.

Estados emocionales

Por este motivo, el nuevo laboratorio “permitirá desarrollar programas de intervención para modificar estas conductas”, ya que estos simuladores “sirven para determinar el estado emocional del individuo y actuar sobre él, relacionando los sistemas cognitivo y emocional a través del estudio de sus variables”.

Los investigadores de la UGR emplearán técnicas de inducción emocional para modificar el estado de ánimo de los conductores (esto es, “infundirle” de manera artificial un estado de euforia, de tristeza o de cansancio), y después someterle a la conducción para ver cómo reacciona.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento