Last.fm
Web de música en streaming Last.fm. LAST.FM
¿El modelo se tambalea? Last.fm, la radio en streaming más popular en Internet
y una potente red social para melómanos con sede en Londres, ha dedicido cobrar una suscripción a sus usuarios a partir del próximo 30 de marzo. Será de 3 euros mensuales y afectará a todos los países menos a EE UU, Reino Unido y Alemania.

¿Qué ha pasado? Pues que no existe una rentabilidad suficiente en estos lugares como para continuar ofreciendo música gratis por doquier. Last.fm debe pagar royalties a los artistas y sólo se lo puede permitir en los lugares mencionados gracias, entre otras cosas, a la ayuda de CBS Interactive.

Como compensación, la radio ofrecerá 30 canciones gratuitas a los usuarios, cuya cifra total es de 30 millones. La web cuenta con un catálogo de 280.000 sellos y artistas, además de más de 7 millones de temas. Y asegura que el resto de cosas que ofrece, recomendaciones, biografías, vídeos, listas, etc. no sufrirán cambios.

Para los fieles, la medida no supondrá un gran esfuerzo, económico, aunque las quejas en el blog de Last.fm se cuentan por centenas. Para los que no quieran pagar, la sueca Spotify no ofrece restricciones. En España, Yes.fm y Rockola.fm permiten también el streaming libre con variaciones.