Estas son las ciudades de España donde abrirá supermercados el 'Lidl' ruso

Una trabajadora de un supermercado Mere atiende a los clientes.
Una trabajadora de un supermercado Mere atiende a los clientes.
MERE

La cadena de supermercados Mere, perteneciente al grupo ruso Svetofor, llegará este 2021 a España abriendo entre 10 y 15 tiendas, que ubicará en comunidades como Madrid, Cataluña o Andalucía, entre otras, antes de que acabe el año y se marca como objetivo abrir un centenar de establecimientos en cuatro años.

El 'Lidl ruso', como muchos le han bautizado debido a las similitudes que guarda con la compañía alemana, pretende "abrir supermercados en todas las ciudades importantes de España y establecer relaciones sólidas con proveedores nacionales y de toda Europa", según recoge InfoRetail.

Así pues, abrirá sus primeros locales en Cataluña, a la que seguirán las ciudades Madrid, Valencia, Alicante, Murcia, León, Soria, Palencia y Málaga, donde desarrollará un modelo de tienda espartano, inspirado en lo que en sus inicios pudieron ser Lidl o Aldi.

Su estrategia es clara: prometen ofrecer precios entre un 10 y un 20% más bajos que sus competidores contrayendo al máximo los costes; eso incluirá vender producto directamente en palés, un formato que "tiene nombre: 'no-frills', que sus tiendas apenas tengan personal y negociar con los proveedores para probar formatos más grandes si así consiguen vender más barato.

"El modelo de tienda se asemeja bastante al que usaban Lidl y Aldi hace años. Nuestro lema es ofrecer el mejor precio todos los días y para ello contamos con un concepto de negocio que pasa por ahorrar en costes de explotación, empezando por el alquiler, la decoración del local y el personal", detalla Andrey Murzov, director general de Mere España.

El responsable de la división española admite que se trata de llevar la estrategia 'hard discount' (gran descuento, en español) a su máximo nivel "y en todos los sentidos".

Fuentes del sector confirman que la apuesta de la cadena supone ir a contracorriente en el mercado español, en el que en los últimos años la reforma para mejorar las tiendas ha concentrado la mayor parte de inversión de las cadenas de supermercados, tras detectar que el consumidor valoraba hacer la compra en un entorno atractivo, una vez superados los rigores de la crisis de 2008 a 2012.

El ejemplo más paradigmático es el de las dos grandes enseñas 'hard discount' por excelencia, las alemanas Lidl y Aldi, que pasaron de establecimientos de pasillos estrechos, con los artículos colocados en cajas y palés, y sin apenas preocupación por la estética, a tiendas amplias, luminosas y con especial atención a la sección de frescos (fruta, verdura, carne, pescado y pan).

Es precisamente la preponderancia de los frescos una de las características más destacadas del consumidor español frente al de otros países europeos donde la alimentación envasada tiene mayor peso.

"Queremos vender todo lo que nos deje un buen margen, en principio sí tenemos previsto vender frescos", aseguran los responsables de Mere, que se encuentran en fase de negociación con proveedores para abastecer sus tiendas. "Pese a que nuestro modelo es diferente a lo que están habituados, sí que encontramos compromiso y comprensión entre los proveedores. Ya tenemos bastantes contratos de suministro firmados", ha resaltado Murzov.

A priori, su plan no incluye venta "online" y tampoco la creación de una marca blanca específica, aunque no descartan que algunos fabricantes opten por vender sus productos en sus tiendas bajo nuevas enseñas "para justificar de alguna manera los menores precios".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento