Taburete: "Antes iba todo muy rápido, ahora somos un pelín más maduros"

  • El grupo de Willy Bárcenas y Txon Carreño publica nuevo disco, 'La broma infinita'; ya han comenzado la gira.
Willy Bárcenas (izda) y Txon Carreño posan para '20minutos'.
Willy Bárcenas (izda) y Txon Carreño posan para '20minutos'.
JORGE PARÍS
Willy Bárcenas (izda) y Txon Carreño posan para '20minutos'.
JORGE PARÍS

Guillermo (Willy, 32) Bárcenas y Antón (Txon, 26) Carreño publican su cuarto trabajo, La broma infinita (Volvoreta Records).

¿Cómo se empieza una gira en estos tiempos?

WB: Se están haciendo conciertos, pero es verdad que somos de los primeros en anunciar una gira completa en España. Empezar en Madrid, en nuestra ciudad, con cuatro noches vendidas, viendo cómo está todo... pues con muchísima ilusión y emoción. No somos muy de emocionarnos en los conciertos, pero en estos, antes de entrar el primer día, tuvimos ganas como de llorar al ver las luces encenderse y escuchar al público. Espectacular, nos ha encantado.

¿Tienen miedo de que algún día se acabe la 'broma'?

TC: Siempre se vive con ese miedo. Al final dependes de vender entradas y de que escuchen tus canciones, pero creo que estamos haciendo un trabajo muy bueno, en cada disco evolucionamos, intentamos mejorar. Y mientras sigamos creciendo como músicos la gente va a seguir estando ahí. No creo que quien esté viniendo ahora a vernos se lleve una decepción, sino una alegría.

WB: Yo sí que lo he pensado alguna vez. Los grupos se consagraban hace años, ahora parece que todo es más de usar y tirar; lo difícil no es hacer un tema que cante todo el mundo, sino mantenerse. Claro que hay miedo. Es verdad que ahora hemos sacado un cuarto disco, que creemos que es el mejor, y está gustando muchísimo. Y tenemos material para un quinto. Pero puede haber un momento en el que la inspiración baje y ese sería el único problema: dejar de hacer canciones que conecten con la gente. De momento estamos tranquilos.

¿Qué harían si pasara?

TC: Mientras siga viniendo algo de gente y nos dé para vivir de ello, vamos a seguir tocando. Taburete empezó como un grupo que no pretendía hacer nada, tocábamos porque nos gustaba. No sé si va muy mal cómo nos ganaremos la vida, pero seguiremos. Va innato en nosotros.

¿Es el disco una foto de su estado anímico actual?

WB: Sí, completamente. Es bastante diferente a los demás; en cuanto a sonido, por supuesto, aunque ya en el tercero empezamos a hacer un cambio a algo menos acústico, pero en cuanto a lo que hablan las canciones, la temática, los arreglos, es un disco más melancólico, más triste. Ya no habla tanto de las borracheras y de los amigos. Lo que pasa es que tenemos una manera de tocar las canciones que la gente las sigue cantando igual en directo.

El amor ha reemplazado al tequila.

WB: El amor, la vida en general... Cuando empezamos en el grupo todo era una explosión, cada concierto era una fiesta y después había otro y otro. Iba todo rapidísimo. Y ahora creo que somos un pelín más maduros: seguimos siendo un poco idiotas a veces, pero más reposados.

Hacen hasta boleros. ¿Se ponen a prueba?

un grupo de pop-rock atípico

  • Su primer disco, 'Tres tequilas', salió en 2016. Guillermo es hijo de Luis Bárcenas, exgerente del PP, por el que no podemos preguntar en la entrevista. Antón es nieto del empresario Gerardo Díaz Ferrán. Taburete tiene un público fiel que ha llenado hasta el WiZink Center de Madrid. En 2017 hicieron una gira con Hombres G y han hecho varias por Latinoamérica. En 2019 estuvieron nominados a los Grammy Latinos. Durante la sesión de fotos cantan una de C Tangana. "Se están perdiendo los grupos de rock", aseguran.

TC: Sí. Y no nos cerramos a un estilo, sino que cada canción te pide una cosa o te pide producirla de alguna manera. Lo intentamos llevar a eso. O nos ha gustado una canción de alguien que nos sirve de inspiración y acabamos haciendo algo que se sale un poco de lo que es Taburete; pero ha pasado en todos los discos. Hacer todo el rato las mismas canciones es un poco aburrido.

WB: Taburete viene y bebe de la música de toda la vida, no de lo que más suena ahora. No hacemos cosas para sonar en la radio o para que sea lo más comercial. Hemos sacado un vals, que es de las canciones que mejor está funcionando, y suena a Raphael, a Nino Bravo, a ese tipo de música que ya no se hace, de canción melódica orquestada. La música de toda la vida nunca pasa de moda.

No son músicos de formación, no leen partituras. ¿Cómo aprendieron a tocar?

WB: Yo cantaba en un grupo. Los veía a ellos tocar y con 19 años me compré una guitarra; con vídeos de YouTube aprendí cuatro o cinco acordes. Hay dos tipos de guitarristas: el que cuando aprende ya quiere sacar un solo de alguien -a mí eso no me interesaba- y el que quiere componer. Vi que tenía facilidad. Pero nunca he dado clase ni sé sobre escalas ni sobre leer partituras. A lo mejor debería interesarme, pero no me interesa mucho.

TC: Yo empecé a tocar como muchos niños, en una clase extraescolar. Y me gustó, pero era un hobby, no lo veía nunca como una profesión. Lo veía como ser futbolista, que es un poco utópico. Así que, hasta que no llegó Taburete y nos vimos encima de un escenario como que no me lo planteaba. 

¿Cómo fue el flechazo entre ustedes?

WB: Primero conocí a Jokin, con el que empezamos el grupo, y un mes después me presentó a Txon. Me dijo que un amigo suyo quería tocar una canción con nosotros. Vino, nos conocimos media hora en casa y ¡fichado! Amigos y ya está.

TC: Fue un flechazo más de amistad que de música. Porque Taburete no esperaba nada, no queríamos vivir de ello.

WB: No es que no quisiésemos, claro que queríamos, pero era inimaginable. Era simplemente juntarnos y tocar.

TC: Nos caímos bien y quedábamos mucho durante esa época para tocar. Y grabamos un disco porque...

WB: Porque nos hacía ilusión tener un disco y dárselo a los amigos. Cuando lo subimos a Spotify, ese día fue una fiesta. Y de repente algunas canciones se volvieron virales y empezamos a llenar conciertos sin promoción y sin salir en ningún lado.

Taburete ha publicado su cuarto disco.
Taburete ha publicado su cuarto disco.
JORGE PARÍS

Sus familias y amigos alucinarán todavía.

TC: En realidad, la gente cercana es la que menos alucina muchas veces.

WB: Ya está como asentado. Es como 'uno está trabajando en un banco, otro en otra cosa y este es la rockstar'. Lo dices un poco de broma, pero... Los amigos alucinaban al principio, la primera vez que llenamos el Palacio de los Deportes, por ejemplo, lo estábamos todos. Luego te acabas haciendo; desgraciadamente, porque después el palo puede ser mayor, pero te haces.

Sus parejas han participado en el primer tema y el videoclip de 'John Ford'. ¿Las han convencido o al revés?

TC: La idea de las bailarinas no vino de mí, sino de quien ha producido los vídeos; yo se lo dije (a Carlota Weber, su pareja) y encantada de hacerlo. No han puesto muchas trabas.

WB: Y Loreto (Sesma), igual. Siempre me ha ayudado mucho, por ejemplo, a la hora de explicar una canción. Tiene una facilidad para escribir... (suena el móvil de Bárcenas y es Jesús Calleja, con el que acaba de grabar un programa. Le llamará después). ¿Por dónde iba? Ah, sí, una facilidad para escribir espectacular.

¿Qué tal en Islandia con Calleja? ¿Asequible?

WB: ¡Muy bien! Muy asequible, creo que han tenido que bajar el listón, porque los invitados normalmente no estaban preparados para cosas muy fuertes, que al principio sí que lo eran. Es espectacular el sitio; y sin turismo, además.

"Sea buena o mala, ver en algún medio de estos más culturetillas la crítica del disco hace ilusión, no te lo voy a negar"

Dicen que los medios de música 'indie' les ignoran. ¿Ven necesario salir en ellos?

WB: Hace ilusión, no te lo voy a negar. Sea buena o mala, ver en algún medio de estos más culturetillas la crítica del disco... Sobre todo, porque la crítica musical no existe prácticamente y a mí me gusta leer una que analice canción a canción y te diga cuatro cosas de lo que han pensado. Cuando no hay crítica debe ser que les ha gustado, porque cuando nos ponían verdes no se cortaban.

TC: No es que haga falta, pero tú quieres que se valore tu trabajo como se le valora al resto de los músicos. Y lo que nos fastidia es que la única crítica que suele hablar de Taburete no habla de la música, sino de otras cosas. Siempre decimos que estamos en una posición privilegiada, porque somos un grupo que desde el principio funciona, vende entradas y sus canciones se escuchan. Y no es lo normal: de las generaciones nuevas de gente que toca somos de los que más llenan. Pero luego no existe una crítica de nuestro disco en ningún lado.

WB: Sí, las bromas con un grupo siempre van a ser con Taburete, los clichés. Todas esas cosas pasan poco con otros grupos.

¿Quién es la persona más exótica que les ha dicho 'me gustáis'?

TC: Exótico no sé, pero sí nos ha sorprendido que mucha gente, como futbolistas o cantantes (WB: A Figo le gusta Taburete), que nos ha encantado desde pequeños, ahora quiere venir a los conciertos.

WB: No sé... Exótico...

Quizá alguien muy roquero.

WB: Ya... o que le gustásemos a Rufián, por ejemplo. Pues no, por lo menos no nos ha llamado para decírnoslo. Pero sí le gustamos a Cecilio G. Tenemos muy buena relación con él y ha subido a cantar con nosotros en Barcelona.

Serán fans de alguien. ¿Cuál fue su último concierto mítico?

WB: El último al que fui fue el de Dream Theater, justo antes del confinamiento. Es un estilo muy diferente, heavy metal progresivo, me gustó.

TC: Yo fui en La Riviera a uno de Milky Chance y a otro de Passenger. Y mítico, Pearl Jam en Mad Cool fue una barbaridad; y Tame Impala, que fue el mismo día, lo mismo. También fuimos a ver a Guns N' Roses, a Bunbury varias veces, etc.

El grupo Taburete posa para '20minutos'.
Comenzaron la gira la semana pasada en Madrid.
JORGE PARÍS

¿Entran en Twitch?

WB: Yo ahora estoy empezando a ver un poco y entiendo el éxito. Lo hacen muy bien, son capaces de hacer un vídeo en el que dé igual de lo que hablen: siempre tienen a gente escuchando. Vi como Ibai retransmitía fútbol y acabará... bueno, es que ya es una televisión. Tiene mucho mérito lo que han hecho los youtubers.

Le ha escrito una canción a su madre, que está en prisión. ¿Es suficiente desahogo?

WB: Suficiente no, pero es un desahogo. Tenía la estrofa hecha, pero sin acabar, la hice hace como dos años para un Día de la madre y cuando pasó todo esto me salió muy rápido. Una noche, en 15 minutos, me puse y nos dimos toda la prisa del mundo para meterla en el disco, porque ya estaba mandado para fabricar. Quería que estuviese sí o sí. Es muy bonita, ha conectado mucho con la gente y ha gustado mucho. Y a mi madre, también. O sea, que todos contentos.

Diego Manrique hablaba el otro día de la "agonía del pop" y del directo. ¿Lo comparten?

TC: Hay que distinguir, porque hay que hablar de la música que sí vive del stream, como el reguetón o la electrónica, que genera muchísimo en digital, y luego estamos los grupos que vivimos de hacer directo. Esa parte, la nuestra, está muy mal.

WB: Solo hay que ver las listas de los medios, todo lo que hay tiene un toque a electrolatino, a reguetón, a trap, a urbano, a electrónico... y se están perdiendo los grupos, las guitarras, las baterías, lo de toda la vida. Lo que es el rock, tipo Extremoduro, Marea, La fuga o Reincidentes, ese estilo de música, directamente, ya no existe o es muy marginal. Y del pop también queda muy poco, los grupos de toda la vida, pero nuevos que empiecen y triunfen cada vez menos.

TC: Este año ha reventado la industria musical de los directos, de la gente de festivales, que es al final la que da vida a estas bandas. Es una situación dura cuando no puedes hacer tu trabajo.

WB: Volverá. Al final todo son ciclos. E igual que el trap y toda esta música está bebiendo y volviendo al bolero y a la música folclórica de siempre, creo que al final volveremos a lo antiguo, a lo vintage.

¿Han vuelto a casa de Dron (el de 'Sirenas')?

WB: Hemos vuelto, pero de visita. Dron se mudó, se casó, seguro que está al caer un hijo... Ya no se puede. Y aparte, con solo seis personas no sería la casa de Dron, para hacer la fiesta bien serían 30 o 40.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento