Condenado Paco Sanz, el hombre de los 2.000 tumores: dos años de cárcel y solo deberá devolver 37.000 euros

Paco Sanz, el hombre de los 2.000 tumores que estafó a la gente, se mofa de sus benefactores durante la grabación de uno de sus vídeos en los que pedía ayuda económica.
Paco Sanz, el hombre de los 2.000 tumores..
Vídeo ATLAS

La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado este viernes la condena de dos años de cárcel para Paco Sanz, el hombre que estafó afirmando que tenía 2.000 tumores, y lo obliga a indemnizar a sus víctimas con 37.000 euros, una cantidad mucho menor de lo que el mismo acusado había reconocido estafar, 264.000 euros.

Sanz ya había aceptado el pasado 8 de febrero una pena de dos años al reconocer los delitos de los que se acusaba, entre ellos haber estafado a varias víctimas fingiendo que tenía una enfermedad llamada síndrome de Cowden, por la que había desarrollado esos 2.000 tumores. 

El hecho de haber reconocido los hechos y haber aceptado la pena podría permitirle solicitar la suspensión de la ejecución, con lo que podría evitar pisar la cárcel.

Tras ese acuerdo con la Fiscalía, el ministerio público redujo su petición de condena de seis años a solo dos. 

Condena a la exnovia

Por su parte, la expareja de Sanz, Lucía Carmona, también ha sido condenada por la Audiencia a una pena de un año y nueve meses de prisión por el delito de estafa.

De ella, la sentencia señala que cooperó activamente en las recaudaciones planeadas por Sanz. Ella también se vio beneficiada por el acuerdo con la Fiscalía, por lo que se rebajó la petición de condena, de tres años a un año y nueve meses de prisión.

Ella también debe responder conjunta y solidariamente junto con la madre del condenado, María del Carmen González, por 911 euros de las cantidades a devolver.  

En su sentencia, la Audiencia admite que "nadie duda" de que en verdad Sanz tiene el síndrome de Cowden, diagnosticado en 2009. 

Pero "bajo el pretexto de financiar ese supuesto tratamiento que necesitaba para curar esa enfermedad, urdió un plan apelando a la generosidad de las personas y con el apoyo altruista y desinteresado de personas de proyección pública para recibir aportaciones". Mismas que "utilizó para su propio lucro, el de su exnovia y que también fue aprovechado por su madre".  

Solo 37.000 euros

En la sentencia, se hace constar que la cantidad obtenida por Paco Sanz con sus estafas es de 264,780 euros. Su expareja se lucró con 22.645 euros y la madre con 144,258 euros. 

Sin embargo, la Audiencia hace constar que muchos de los afectados renunciaron a su derecho de reclamar. Los desembolsos de otras personas hechas en favor de Sanz, y otros gastos como hoteles, grabación de vídeos, fotografías o publicaciones, no fueron debidamente acreditados ante el tribunal.

Lo mismo pasa con otros donantes cuya identidad no ha sido debidamente acreditara en el proceso. "No puede establecerse una condena de pago de una obligación en favor de personas cuya identidad debe buscarse al margen del juicio y por importes que tampoco se precisan", señala la sentencia. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento