El Teléfono de la Esperanza celebra sus 50 años con más de 100 voluntarios y 13.073 llamadas atendidas en 2020

El Teléfono de la Esperanza celebra en 2021 su 50 cumpleaños desde que abrió su primera sede en Sevilla. Cinco años más tarde, en 1976, Salvador Rodríguez, Ángel Medina y Sergio Ferrero pusieron en marcha el voluntariado en Málaga, que ha pasado de 20 a 108 personas en 2020, cuando se atendieron 13.073 llamadas.
Archivo - Cartel Teléfono de la Esperanza
Archivo - Cartel Teléfono de la Esperanza
TELÉFONO DE LA ESPERANZA - Archivo

Actualmente la Asociación Internacional del Teléfono de la Esperanza (Asites) cuenta con 29 centros territoriales en España y con motivo del 50 aniversario desde la entidad han querido "dar visibilidad al trabajo realizado en esta andadura de medio siglo y transmitir a la sociedad española la necesidad de seguir avanzando en el cuidado de la salud mental y emocional de los ciudadanos".

Así, han indicado en un comunicado que el trabajo del voluntariado en estos años "ha sido intenso en cantidad y calidez", apuntando, además, que el número de profesionales inicialmente fue de seis y en 2020 eran 21; un equipo "que está integrado por psicólogos, abogados, trabajadores sociales y de intervención psicosocial y un orientador familiar".

Uno de los hitos más importantes en Málaga ha sido la rehabilitación y reapertura de la sede 'Villa Esperanza', en 2009. En los años posteriores se impartió un Curso Superior de Intervención en Crisis y se incrementaron la cantidad y calidad de los cursos y talleres centrados en promover la salud emocional de los malagueños.

Además, han indicado que todos los años celebran dos importantes jornadas de sensibilización, el Día Mundial de la Prevención del Suicidio y el Día de la Escucha.

El Teléfono de la Esperanza de Málaga atendió en 2020 un total de 13.073 llamadas, frente a las 8.035 de 2019. De esas llamadas, 311 tuvieron una temática suicida -ideas, crisis o actos suicidas-.

En cuanto a los programas concretos, han indicado que en 2020 se iniciaron dos actuaciones para atender y paliar la soledad los mayores, "uno de los problemas más importantes de la soledad actual, que se ha intensificado por la crisis sanitaria actual" por el coronavirus.

Así, han indicado que en diciembre se puso en marcha 'La Brújula de la Esperanza', consistente en acompañamiento telefónico, entrevistas con profesionales, sesiones grupales y talleres de promoción de la salud emocional, con una acogida que ha sido "muy buena, a pesar de las dificultades provocadas por la pandemia".

Entre diciembre de 2020 y febrero de 2021 se han atendido 295 llamadas dentro de este programa, además de 61 consultas con especialistas en 127 sesiones, los grupos de apoyo son 45 y entre las once sesiones grupales y talleres que se han impartido a los mayores están 'Cuidando al cuidador', 'Ponle vida a los años', 'Habilidades sociales en tiempos de COVID', 'Resiliencia y Fortaleza Humanas' y 'Caminando hacia una soledad sana'.

Por otra parte, en convenio con la Diputación de Málaga han atendido 464 llamadas dentro del programa 'Estamos aquí' contra la soledad de los mayores en los municipios de la provincia.

Asimismo, han destacado que el pasado año recibieron el premio 'Soles de Málaga' por el proyecto 'Chat de la esperanza' dirigido a prevenir el suicidio entre los jóvenes a través de los teléfonos móviles. Además, el grupo 'Ayuda Mutua' se ofrece a todas las personas supervivientes, es decir, a las que han sufrido o están sufriendo el suicidio de un familiar en sus vidas. También a los que tienen ideas y pensamientos suicidas. Este grupo de personas se reúne dos veces al mes en nuestra sede coordinado por una psicóloga.

A lo largo del año, y a pesar de las dificultades derivadas de la falta de movilidad por las medidas para frenar la pandemia se desarrollaron los talleres 'Entre Amigos', Taller de Lectura, 'Gestión del Estrés', 'Autoestima', 'Mindfulness', 'Yoga', 'Buscando mi Bienestar' y 'Queriéndome', con 122 participantes.

NACIONAL

A nivel nacional, han apuntado que han sido en estos años "cinco millones de llamadas telefónicas atendidas de personas en crisis y 400.000 de ellas con la temática del suicidio como protagonista, 10.000 cursos y talleres organizados para atender a personas en crisis y promocionar la salud mental y emocional"; además de las 1.700.000 revistas 'Avivir' distribuidas y 25.000 voluntarios formados.

En esta trayectoria, el último año, 2020, se ha transformado "en uno de los hitos más importante de nuestro recorrido", han indicado, reiterando que la pandemia "ha obligado a redoblar nuestros esfuerzos y a pedir a nuestro voluntariado intensificar su compromiso".

"La salud mental y emocional de las personas se ha visto gravemente afectada y esto nos ha obligado a poner en marcha programas individuales y grupales de atención psicológica online en los que se atendió a 7.023 personas", han indicado.

El Teléfono de la Esperanza atendió 160.646 llamadas en 2020 en los 29 centros territoriales que tiene en España, lo cual supone un incremento de 38 por ciento respecto al año anterior y 35.619 horas de atención telefónica efectiva anual -un incremento del 42 por ciento respecto a 2019-. Se contabilizaron 440 llamadas al día.

Han indicado que este incremento se explica por los factores asociados a la pandemia. Por otra parte, las nuevas infraestructuras de comunicación implementadas han contribuido a la mejora del servicio y a una mayor cobertura.

Las llamadas las realizaron el 65 por ciento mujeres y el 35 por ciento hombres, siendo en un 70 por ciento del total sobre problemas psicológicos y psiquiátricos y en un 24 por ciento problemas relacionales y/o familiares. Un cuatro por ciento fue por problemas asistenciales y un dos por ciento por problemas jurídicos.

Asimismo, se atendieron 4.935 llamadas de temática suicida -lo que supone un incremento del 55 por ciento respecto al año anterior- de las cuales en 205 de ellas el llamante declara que el acto suicida está en curso -aumento del 38 por ciento-; unos incrementos de atenciones que "no implica necesariamente un aumento de los suicidios. Han indicado que se previnieron suicidios atendiendo 24.390 llamadas.

Han apuntado que la pandemia "ha incrementado significativamente los factores de riesgo asociados a la conducta suicida, por lo que la prevención es más necesaria que nunca". Las temáticas más comunes fueron los problemas mentales (25%), la soledad y el aislamiento (10%), la depresión (7%), los trastornos de ansiedad (7%), la crisis vital (4%), crisis psicológica/emocional explicita por coronavdirus (5%) y los problemas familiares (7%).

La situación de soledad e indefensión de las personas de la tercera edad ha obligado a implementar programas específicos de atención y a reforzar los ya existentes. Así, el voluntariado del servicio de ayuda por teléfono emplearon 35.619 horas de escucha activa.

Durante 2020 se ha ofrecido intervención por los psicólogos voluntarios a 7.023 personas, siendo las demandas más habituales ocasionadas por las crisis depresivas, de ansiedad, el duelo, miedos patológicos, ideaciones suicidas, problemas severos de convivencia familiar y las personas con problemas de salud mental que vieron agravadas sus patologías por la pandemia y las dificultades para recibir atención.

Además, han apuntado que "queda por delante un año difícil y la COVID y sus consecuencias van acompañarnos, según todos los indicadores, todavía por algún tiempo". "Queremos estar a la altura de las circunstancias y por eso la celebración del 50 aniversario nos la planteamos, sobre todo, como un tiempo para el trabajo y el compromiso".

"En medio de la crisis aportaremos escucha, acogida y esperanza a la sociedad española, convencidos que el ser humano es más fuerte que la pandemia y, aún en medio de la más dura adversidad, es capaz de levantarse y mirar con esperanza el futuro", han concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento