Las zanjas, las vallas y los desvíos tomarán Bilbao a partir del próximo mes de abril. Literalmente. Buena parte del tráfico que día a día entra en la ciudad sufrirá de alguna manera los desvíos a los que obligarán los trabajos derivados del plan de financiación local, el llamado ‘plan ZP’.

La reurbanización de la Gran Vía, entre Moyúa y Campuzano, es uno de esos grandes proyectos que ralentizará el tráfico
Y la mayoría en el centro de la ciudad. Unos 70.000 coches diarios, el 70% de los que entran, se tendrán que rendir a las alteraciones en más de cien calles.

De hecho, de los 59 proyectos, 35 afectan, de alguna manera, al tráfico en diversas calles. Sólo obras menores como la construcción de orejetas (ampliación de las esquinas de las aceras), y la creación de pasos peraltados obligarán a modificar, aunque sea por unos días, 21 calles de la ciudad.

Otras obras desviarán el tráfico durante más tiempo, casi durante los nueve meses del plan. Las razones son variadas, desde el asfaltado de calles a la renovación del saneamiento.

Y algunas de estas obras se ejecutarán en calles que son ejes vertebradores de la ciudad. La reurbanización de la Gran Vía, entre Moyúa y Campuzano, es uno de esos grandes proyectos que ralentizará el tráfico.

En Sabino Arana, con 33.000 coches diarios, se renovará la red de saneamiento a la altura de Avenida del Ferrocarril. La obra es compleja y se prolongará en el tiempo.

Lo mismo sucederá en el puente de Deusto, entrada diaria de 17.000 coches, aunque para reasfaltar la vía; o en Alameda de Rekalde, donde se cambiará la red fecal y pluvial entre Machín y Autonomía.

61,89 millones de euros es lo que le ha correspondido a Bilbao del ‘fondo ZP’

También se reformará la calle Gregorio de la Revilla, eje de Indatuxu. Y a los barrios les tocará su parte.

A Deusto, con la renovación de Avenida Madariaga; a Ametzola, con la reurbanización de Labayru; al Casco Viejo, con la renovación de la calle Ribera; a Otxarkoaga, con la creación de un bidegorri de 5 km... Ni un barrio se libra.

INFORMACIÓN TOTAL PARA LOS VECINOS

El estado en el que va a estar Bilbao durante este tiempo es tal que el Ayuntamiento ha creado un dispositivo especial para tratar de que las obras molesten lo menos posible.

Y, por ello, dará toda información necesaria. E irá barrio a barrio. Por si acaso, está el teléfono 010.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO