El juzgado que investiga una presunta trama de corrupción policial vinculada a los principales prostíbulos de Barcelona ha decretado prisión, eludible bajo fianza de 5.000 euros, para el comisario de la Policía Nacional Luis Gómez González, que fue detenido el lunes acusado de recibir sobornos de los burdeles.

Se le acusa de los delitos de cohecho y favorecimiento de la prostitución
Según fuentes judiciales, pese a que la fiscalía pedía prisión incondicional para el comisario, el juzgado de instrucción número 33 de Barcelona ha resuelto decretar su ingreso en prisión, con fianza de 5.000 euros, por los delitos de cohecho y favorecimiento de la prostitución, entre otros.

El juzgado ha concedido un plazo de tres días para el pago de la fianza a Gómez, el sexto policía imputado en este caso de presunta corrupción policial que supuestamente amparó actividades ilícitas en los prostíbulos Riviera y Saratoga de Castelldefels (Baix Llobregat).