Cargas policiales, al menos 16 detenidos y varios heridos en la tercera jornada de protestas por el arresto de Pablo Hasel

Quema de contenedores en Barcelona durante las protestas por el encarcelamiento de Pablo Hasel.
Quema de contenedores en Barcelona durante las protestas por el encarcelamiento de Pablo Hasel.
HUGO FERNÁNDEZ
Las concentraciones para reclamar la puesta en libertad del rapero Pablo Hasel han derivado este jueves en la tercera jornada consecutiva de disturbios en varias ciudades españolas como Barcelona y Valencia. En contraste, otros puntos de la geografía española como Barakaldo ha vivido una protesta pacífica.
Europa Press

Las protestas en contra del encarcelamiento del rapero Pablo Hasel se reprodujeron por tercera noche consecutiva en varias ciudades catalanas, entre ellas Barcelona, y por segunda vez en Valencia. Cargas policiales, barricadas, quema de contenedores, al menos 16 detenciones (8 en Barcelona y otras 8 en Valencia) y varios heridos es el balance de esta nueva jornada de manifestaciones y altercados.

En Barcelona, la noche se saldó con al menos ocho detenidos por desórdenes públicos, actos vandálicos y participación en lanzamiento de objetos contundentes contra el cordón policial. Dos Mossos d'Esquadra resultaron heridos de una pedrada en la cabeza, y otras dos personas tuvieron que ser atendidas por lesiones. También se produjeron incidentes violentos en Tarragona y Sabadell.

En Valencia, el centro de la ciudad también se convirtió este jueves en el escenario de nuevos altercados entre los manifestantes congregados en apoyo a Hasel y la Policía, que acabaron cargando contra ellos. Los agentes arrestaron a al menos ocho personas y se registraron varios heridos.

Los altercados en Barcelona

Por tercera noche consecutiva, centenares de personas salieron a la calle en Barcelona y en otras localidades catalanas para mostrar su rechazo al encarcelamiento de Hasel y volvieron a quemar contenedores, levantaron barricadas, arrojaron al suelo algunas motocicletas y lanzaron piedras a los Mossos d'Esquadra.

En algunas zonas, el fuego de los contenedores ardiendo en barricadas, como en las calles Bailén, Aragó, Girona y València, llegó a algunos árboles y semáforos, por lo que tuvieron que intervenir los Bomberos para evitar que pudiesen afectar a los vecinos.

Las ocho detenciones realizadas en Barcelona lo fueron por desórdenes públicos, al participar en el lanzamiento de objetos y actos vandálicos. Tres personas fueron arrestadas en el pasaje Pla con Bruc, dos en Roger de Lluria con Mallorca, dos en Mallorca con Diagonal y una en paseo Sant Joan también con Diagonal.

La actuación de los manifestantes dejó de nuevo numerosos contenedores quemados, daños en el mobiliario urbano y motocicletas dañadas, así como varios establecimientos con los cristales rotos.

En los alrededores de la plaza Tetuán, donde comenzaron la manifestación, la policía autonómica levantó varias actas de denuncia a personas que llevaban en sus mochilas esprays y pelotas de golf y una persona fuedenunciada por llevar petardos y elementos de pirotecnia.

Ataque a la sede de 'El Periódico de Cataluña'

Los manifestantes, que en sus concentraciones en apoyo a Hasel claman a favor de la libertad de expresión, atacaron la fachada de la sede de El Periódico de Cataluña, donde arrojaron piedras, rompieron cristales y efectuaron algunas pintadas.

Durante el dispositivo policial en Barcelona, al menos dos agentes de los Mossos resultaron heridos de una pedrada en la cabeza: uno cuando transportaba a uno de los detenidos y otro al ser alcanzado dentro su vehículo por una piedra.

Además, el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) atendió en Barcelona a dos personas, una herida de carácter leve y otra menos grave, y ambas fueron trasladadas a centros sanitarios.

Este jueves por la noche, también se convocaron manifestaciones, entre otras localidades, en Sabadell y Tarragona, donde se repitieron escenas de tensión entre manifestantes y policía.

Las protestas fueron más allá de la reivindicación de la libertad de expresión y el apoyo a Hasel: los manifestantes, que en Barcelona iniciaron su recorrido ante la sede de la consellería de Interior, centraron también sus iras en la actuación de los antidisturbios de los Mossos en las dos noches precedentes, que se saldaron con una cincuentena de detenidos y una joven que perdió la visión de un ojo por el disparo de un proyectil de foam.

Cargas en Valencia

La concentración en Valencia había sido convocada por redes sociales por colectivos independentistas, al igual que el pasado martes, y con el lema "Estem fartes" (Estamos hartas).

Sobre las siete de la tarde en la plaza de San Agustín, rodeados con un gran dispositivo policial, se concentraban unos 300 jóvenes, que intentaron manifestarse por el centro de la ciudad, momento en el que se registraron las primeras cargas.

Los jóvenes se dispersaron por las calles aledañas y se repitieron las cargas tras algunas carreras y escaramuzas, que dejaron desperfectos en mobiliario urbano y vehículos aparcados, principalmente motocicletas.

Fuentes de la Delegación del Gobierno confirmaron a Efe que ocho personas fueron detenidas y al menos una resultó herida.

Compromís subió a Twitter un vídeo donde puede verse a su diputado en Les Corts Valencianes Carles Esteve golpeado por los antidisturbios cuando caminaba, con los brazos en alto, por la calle San Vicente Mártir.

El alcalde, Joan Ribó, tachó de "desproporcionada" la actuación policial y advirtió de que esas intervenciones solo hacen que crezca "la crispación social".

Mientras, varios cientos de personas se manifestaron por las calles de la localidad vizcaína de Barakaldo, sin que se produjeran incidentes destacados, más allá del vuelco de dos contenedores de residuos.

Los participantes, en su mayoría jóvenes, marcharon encabezados por una pancarta con la inscripción "Pablo Hasél askatu. Amnistia osoa" (Libertad para Pablo Hasell. Amnistía general) y vigilados por varias dotaciones de la Ertzaintza.

Reacciones políticas

El presidente del PP, Pablo Casado, pidió este jueves por la noche a través de su cuenta oficial de Twitter, tras los altercados producidos en las manifestaciones, que Pedro Sánchez repruebe al vicepresidente Pablo Iglesias "por alentar este vandalismo organizado".

"Tercera noche de altercados en Valencia, Barcelona y otras ciudades. Mi solidaridad con los medios de comunicación y comercios atacados, y mi apoyo a los Cuerpos de Seguridad. Sánchez debe reprobar a su vicepresidente Iglesias por alentar este vandalismo organizado", dice Casado en su tuit.

Por contra, el diputado de ERC Gabriel Rufián, en esa misma red social, compartió imágenes de una carga policial contra manifestantes y afirmó: "No es mobiliario urbano pero a ver si también te lo ponen en la tele". 

Placeholder mam module
Últimas noticias sobre los altercados en la tercera jornada de protestas por la detención de Pablo Hasél
Mostrar comentarios

Códigos Descuento