Agentes de la Policía Nacional han detenido a un vecino de Barcelona de 52 años de edad,  quien fue sorprendido por los servicios de Seguridad de un Centro Comercial cuando se había apoderado de unas gafas de sol e intentaba abandonar el supermercado ocultándolas entre sus ropas. El hombre cuenta con un largo historial delictivo, con 17 detenciones policiales.

El hombre cuenta con un largo historial delictivo, con 17 detenciones policiales
Cuando se le instó a devolver el artículo hurtado,  el sujeto comenzó a proferir insultos y dar voces y gritos para que otros clientes le apoyaran y así crear confusión y poder huir. Personados los agentes de la Policía Nacional el individuo se encontraba muy alterado, por lo que tuvo que previamente  calmado para que pudiese  proporcionar sus datos de filiación y así ser identificado.  

Aportó un domicilio de la ciudad condal que no existía y eso unido a su largo historial delictivo con diecisiete detenciones policiales y más de once domicilios diferentes permitieron su detención por una falta de hurto. Posteriormente se negó a declarar en Comisaría.